Los errores que llevaron a la quiebra a Toys ‘R’ Us y cómo evitarlos

Es probable que a usted no le diga mucho el nombre de Toys ‘R’ Us, pues en México existen grandes jugueterías con mucha más presencia, sin embargo, la marca que se acaba de declarar en bancarrota llegó a ser el retail más grande de juguetes en Estados Unidos con 1,700 sucursales. Hoy su carga financiera, la guerra de precios, pero, sobre todo, un fallido manejo del e-commerce harán que este gigante de los juguetes desaparezca.

La noticia del cierre de Toys ‘R’ Us era, hasta cierto punto esperada, pues desde septiembre del año pasado había solicitado protección contra quiebra (media común en los Estados Unidos), y porque esta desaparición se suma a una creciente lista de tiendas de retail que han desaparecido por no tener la capacidad de adaptarse a un mercado que ya no compra en las calles y plazas, sino desde su computadora.

El año pasado, marcas como Radio Shack, Bebe, Crocs, JCPenney, American Apparel, Kmart, Macy’s, Abercrombie & Fitch, Guess, Sears y Gap han cerrado miles de tiendas o han desaparecido debido a las dificultades económicas ocasionadas por la migración de consumidores hacia el comercio electrónico.

Para dimensionar la importancia del negocio en el vecino país del norte, y entender que una baja en el consumo de juguetes no fue, ni de lejos, una de las causas del desplome de Toys ‘R’ Us, basta con conocer las cifras del mercado.

De acuerdo a datos de la firma de análisis de retail NPD Group, las ventas de juguetes en Estados Unidos otorgan ganancias por $20,400 millones de dólares, los artículos de Star Wars y Disney son los de mayores ventas. Tan solo por el cierre de Toys ‘R’ Us se perderán en aquel país 31,000 empleos.

Así que, a pesar de que los niños y no tan niños prefieren pedirle dispositivos electrónicos a Santa Claus, en lugar de muñecas y juguetes, el verdadero problema para la juguetería fue la de no saber adaptarse al e commerce.

Además de una pesada deuda que adquirió y que se volvió impagable, el gran error que cometió la empresa juguetera fue confiar ciegamente en el talento de Amazon y no preocuparse por desarrollar una plataforma propia que hiciera frente a la competencia de manera efectiva.

En el año 2000, Toys ‘R’ Us firmó un contrato de colaboración con Amazon, para que ambos crearan una tienda de venta online compartida, sin embargo, este acuerdo fracasó y Amazon, como el líder digital que es, siguió creciendo en sus ventas de juguetes, a diferencia de la primera, que se vio rezagada por una serie de decisiones que no le permitieron el liderazgo de venta en línea de juguetes.

Así que la lección parece muy clara y debe ser tomada en cuenta por todas las empresas que aún no han puesto cartas en el asunto ante la preferencia de los consumidores por las compras electrónicas. Aunque las tendencias de hábitos de consumo suelan estar rezagadas en México, frente a las vanguardias que marcan regiones como Estados Unidos y Europa, es una realidad que el comercio electrónico crece velozmente en nuestro país, y es justo ahora cuando las empresas tienen que tomar cartas en el asunto.

Para muestra, algunos estudios, como el de Euromonitor, que pronostica que México alcanzará los 14 mil millones de dólares en comercio electrónico para el año 2022 y que, indudablemente, las empresas Amazon, Alibaba y Walmart serán los gigantes a vencer, tres titanes que han llevado a la quiebra a varias empresas estadounidenses y no dudarán en hacer lo mismo con las mexicanas. Algo para tomar en cuenta desde ya.

Compartir
Artículo anteriorAcusan a YouTube Kids de promover teorías conspiranoicas
Artículo siguienteizzi vuelve a hacer historia
Publirrelacionista desde hace casi 15 años. Apasionada de la comunicación, las redes sociales y los temas de sostenibilidad. Directora General de Comunicación Spread y experta en manejo de crisis. *Las columnas de opinión reflejan el pensar individual y gustos personales de los columnistas, los cuales no necesariamente son compartidos por el equipo Merca2.0.