• Hace unas horas también se reveló el interés de Amazon por internarse en el mercado del alquiler de autos

  • El sistema de vigilancia aprovecharía los viajes de regreso entre el destino de entrega y la ubicación de los almacenes

  • Más de la mitad de las visitas al sitio web de la compañía son directas; es decir, no vienen de buscadores o redes sociales

Si hay una tendencia en el enfoque de negocio de Amazon, es que la marca busca abarcar cada vez más vertientes de negocios. No contenta con dominar el entorno del retail online, la marca busca también volverse una potencia en brick-and-mortar. Asimismo, está ansiosa por arrebatarle el jugoso mercado publicitario a Google y quitarle el dominio de la industria del streaming de video y audio a Netflix y Spotify. Pero sus nuevas ambiciones son algo dudosas.

La compañía de Jeff Bezos acaba de presentar una serie de documentos ante la Oficina de Patentes y Derechos de Autor (USPTO) de los Estados Unidos (EEUU). En ellos, se describe un sistema de video-vigilancia potenciado por Vehículos Aéreos No-Tripulados. Según algunas imágenes, estos drones serían parte de la flota de entregas de Amazon. La idea es que aprovechen sus viajes de entrega para pasar por las casas de sus clientes a hacer rondines.

Es muy posible que la empresa utilice los mismos drones de entrega que presentó a inicios de junio para estas tareas de vigilancia. La patente, originalmente presentada hace más de cuatro años, de hecho se hizo pública pocos días antes que Amazon presentara sus aeronaves para envíos. Según los documentos, los aparatos incluirían micrófonos y cámaras de visión nocturna para mejorar sus servicios. Éstos podrían ser contratados por hora, mes o semana.

Vigilancia y la controversia de Amazon

Más de una marca se ha mostrado interesada en el mercado de la vigilancia privada. Google Nest presentó varios productos hace un mes, muchos enfocados a seguridad de propiedades. Proveedores como Dish, por una tarifa fija, han empezado a ofrecer la instalación de estos sistemas en algunos país. Incluso el mismo Amazon, a través de su marca Ring, se metió en una controversia de privacidad por patrocinar fotos de presuntos criminales en redes sociales.

De hecho, Amazon está consistentemente en problemas de privacidad por sus sistemas de smart home. No solo su equipo en Alexa puede escuchar a los usuarios. También se guardan transcripciones e información geográfica de estas interacciones. Claro, la marca de Bezos ha tratado de compensar estas controversias con algunas iniciativas. Pero aún hay grupos que ven con malos ojos que la empresa tenga en su poder información sensible del público.

Según la patente de este sistema de seguridad, Amazon utilizaría los drones únicamente en las propiedades de sus clientes. Es decir, usaría sistemas de geolocalización para evitar recopilar datos o imágenes de otros lugares. También, con el nivel de escrutinio público y del gobierno, no le convendría a la marca violar los términos de privacidad. Además, como sucede con otras patentes, es probable que la tecnología o el servicio jamás llegue al mercado comercial.

Pero de cualquier manera, se trata de una idea que definitivamente lleva en la cabeza de Amazon por años. Es claro que la marca tiene la intención de seguir creciendo su oferta en términos de seguridad. Así pues, sería importante que la empresa atendiera las controversias sobre las brechas de privacidad antes de seguir desarrollando la tecnología. De lo contrario, podría verse en una posición donde la base de sus sistemas sea incompatible con la solución.