Los aspectos que nunca debes incluir en tu currículum si quieres conseguir empleo

Datos de OCCMundial e IDC destacan que en México las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) tienen el 30 por ciento de la oferta laboral en el país, mientras que el 70 por ciento restante corre a cargo de las compañías trasnacionales establecidas en México y oficinas de gobierno.

Según IDC México, entre los puestos más solicitados en nuestro país destaca, asesor financiero, auxiliar contable, ejecutivo de ventas, auxiliar administrativo, recepcionista, asesor de ventas, entre otros.

De acuerdo con Linkedin e Inc, los aspirantes a puestos fijos de todas las edades suelen cometer errores que van de simples a garrafales en sus currículum, lo que puede ser la diferencia entre no obtener y conseguir el empleo. Destacan los siguientes:

Mencionar o incluir trabajos escolares. Uno de los errores más inocentes pero garrafales que cometen los aspirantes a un puesto de trabajo serio, es sin duda una mala idea porque demostrarás a los reclutadores tu poca experiencia en el campo laboral.

Correo electrónico con nombre infantil. Tu correo electrónico es parte de tu identidad virtual, por lo que un nombre infantil en tu email podría reflejar una imagen tuya poco profesional e infantil.

Errores ortográficos. Los errores ortográficos pueden sucederle a quien sea, pero en un currículum significa un error garrafal, porque los reclutadores te verán incapaz, irresponsable y no apto para el puesto.

Referencias. Si no se trata de una solicitud de empleo, un currículum vitae no debe tener referencias, ya que los reclutadores no tendrán el tiempo de constatar todos esos datos, ya que junto con tu perfil revisan decenas de CV’s.

Largas descripciones de tus trabajos. Cuando las descripciones rebasan el párrafo corto, los reclutadores difícilmente se tomarán el tiempo de leerlo completo en el mejor de los casos, ya que en el peor de los casos no se tomarán la molestia de leerlos. Según Inc, los aspirantes deben utilizar el “bullet point”, es decir, un párrafo corto, como una bala.

Aspiraciones salariales. De acuerdo con Linkedin, no hay razones para revelar información personal, como tu salario en el pasado o tus aspiraciones, al menos que te sea solicitado.

Más de una página. Los CV’s de una página son estándar pero los más legibles y fáciles de elegir, por lo que una segunda página podría ocasionar que los reclutadores desechen el currículum, aunque tengas el perfil para el puesto.

Teléfono de casa. Las hojas de currículum no deben tener este teléfono, ya que lo recomendable siempre es un tu número móvil, donde los reclutadores no tengan que preguntar por tu paradero.

La sección de “objetivo”. Según linkedin, los reclutadores “detestan” esta sección que incluyen algunos CV’s, ya que la mayoría incluyen atributos genéricos, metas exageradas, etc.

Habilidades secundarias. Habilidades tipo cuántos idiomas dominas, experiencia de campo, manejo de internet, entre otros. Lo idóneo son incluir habilidades específicas que son las requeridas para el puesto de trabajo por el que estás peleando.