Los 7 pecados capitales del liderazgo

Líder
Imagen de Bigstock
  • No importa qué tan exitosa que sea tu trayectoria, el talento que tengas tener y tus logros, no tienes por qué dejarte llevar por la arrogancia.

  • No disminuyas tu ritmo de trabajo ni tus ganas de aprender y por mantener un nivel de excelencia mínimo.

  • Tus metas debes lograrlas con una correcta metodología de trabajo y mucha disciplina.

Proyectar tu liderazgo y lograr y que los demás hagan su trabajo es una responsabilidad para la cual supone que debes estar preparado.

A continuación se enumeran siete fallas que los líderes pueden cometer y que se involucran directamente al branding personal.  Identifíca estos siete pecados y erradícalos de tu vida.

  1. Soberbia. No importa qué tan exitosa que sea tu trayectoria, el talento que tengas tener y tus logros, no tienes por qué dejarte llevar por la arrogancia, la   sólo te aleja de las personas y de su confianza. Sé humilde y abierto.
  2. Exceso de confianza. Tus éxitos anteriores no garantizan que siempre tengas tiempos de bonanza profesional. No disminuyas tu ritmo de trabajo ni tus ganas de aprender y por mantener un nivel de excelencia mínimo.
  3. Falta de ética. No caigas en conflictos de interés, no ocultar cosas a los clientes ni mientas, no plagies ni robes ideas o traicionar tu espíritu, tampoco,  olvides el respeto por los demás y por ti.
  4. Pereza. Tus metas debes lograrlas con una correcta metodología de trabajo y mucha disciplina y no bajando la guardia al momento de desempeñarte como un profesional de la imagen.
  5. No cuidar tu imagen personal. . Cuida la imagen que proyectas sé limpio y ten buenos  hábitos, vístete lo mejor y correcto que puedas y cuida tu salud y modales.
  6. Pocos contactos. Quítate el miedo a enfrentarte a los demás y proyectarte como un integrante de tu gremio creativo. Ten una ampli lista de contactos, clientes, coloegas y personas con la que puedas realizar interesantes alianzas creativas y de negocios..
  7. Ira.  evita tener una mala actitud, aléjate del pesimismo para abrirte e integrarte a tu equipo de trabajo.