Los 5 tips que te ayudarán a negociar bajo cualquier circunstancia

Las circunstancias difíciles suelen poner bajo aprietos a profesionales y emprendedores, quienes no saben cómo responder a determinadas circunstancias, la cuales requieren respuestas rápidas y precisas.

Advertisement

Ante la pregunta constante de cómo ser un buen negociador, el portal ePublishing cree que hay una serie de tips que podrían funcionar ante cualquier situación, los cuales deben funcionar como pasos estratégicos y viables.

Piensa antes de actuar. Lo adecuado ante una situación de emergencia es pensar primero antes de reaccionar, ya que hacer lo segundo revelará debilidad. La mejor dinámica de negociación viene de un sentido de equilibrio entre ambas partes, incluso cuando el equilibrio es cuestión de óptica.

Conócete a ti mismo. Sócrates tenía razón, la principal herramienta para llegar lejos es conocerse a sí mismo, por lo que analizar tus fortalezas y debilidades son las principales herramientas para el éxito, siendo que éste requiere   una comprensión genuina de cualquier meta, por lo que en una negociación no debes centrarte en un solo aspecto, sino debes tener la capacidad de saltar a un punto y volver.

Concéntrate en el otro. Según ePublishng, la empatía facilita cualquier negociación, ya que aspectos como la integridad personal y el nivel profesional ayudan a “conectarse emocionalmente”, aunado a que el proceso se vuelve más agradable, lo cual funcionará para ampliar la red de contactos en los negocios.

Escucha más de lo que hablas. Los mejores negociadores tienen el talento de escuchar y detectar lo más importante en su contraparte. En teoría, si aprecias las cosas desde su perspectiva, puedes decidir si pretendes negociar acuerdos, o bien, puedes identificar intenciones ocultas, que si detectas a tiempo lo puedes utilizar a tu favor en algún momento de la negociación, es decir, escuchas mientras defines bien las intenciones ocultas para que al final presiones hasta un acuerdo.

Confía en tu instinto. Los negociadores suelen comenzar una reunión desde lo general a lo particular, sin embargo, hay profesionales como los abogados quienes son expertos en negociar aspectos pequeños cuando los grandes quedaron solucionados, es decir, las pequeñas cosas en ocasiones pueden significar grandes cambios. Lo ideal es “confiar en ti mismo”.