Los 5 puntos que están tomando en cuenta las empresas a la hora de contratar

Buscar chamba en estos días no es tarea fácil, son pocos los afortunados que en la primera instancia son contratados porque su talento y experiencia son evidentes a la hora de entrevistarlos y sobre todo si se adaptan al sueldo ofrecido por la empresa.

El CIDAC (Centro de Investigación para el Desarrollo) acaba de emitir una encuesta donde señala que el 26% de las plazas que ofrecen las empresas no han sido ocupadas por la falta de preparación de los candidatos, debido a que no tienen el nivel de inglés requerido, presentan fallas en su comunicación verbal y por escrito, no llegan a tiempo o su presentación deja mucho que desear.

A continuación mencionaré lo que podemos hacer para tratar de corregir y enfocarnos sobre los puntos más importantes que están tomando las empresas a la hora de contratar y que son los siguientes:

1. Revisa que tu currículum esté libre de faltas de ortografía

Estamos en una época donde la tecnología está a la orden del día que parece inverosímil que no utilicemos un programa que tenga un corrector ortográfico cuando elaboramos nuestro currículum, pero todavía resulta más difícil pensar que no nos demos el tiempo necesario para revisar nuestra carta de presentación y que generará la primera impresión de la gente que se encarga de reclutar y que seguramente descartará candidatos  si se encuentra con que el currículum que han enviado tiene graves faltas de ortografía.

2. Procura llegar antes de tiempo a las entrevistas

La puntualidad es uno de los requisitos que la gente que te entrevistará le dará mucho énfasis a la hora de evaluar cuál es el candidato que reúne las mejores condiciones para ocupar el puesto. De hecho hay empresas en donde si el candidato se presenta 10 o 15 minutos tarde a la entrevista de trabajo, ni siquiera se toman la molestia de entrevistarte y te descartan de inmediato. Por eso es importante que cuando estemos buscando empleo evaluemos la distancia y el tiempo que nos tomará llegar al posible centro de trabajo, porque los traslados largos podrían volverse un verdadero dolor de cabeza.

3. Habilidad para expresarse de manera oral y por escrito

Cuando llegamos a las entrevistas los nervios nos pueden traicionar y hacer que lo que estamos diciendo sean cosas sin sentido y es ahí cuando todo se viene abajo. La habilidad para expresarse bien de manera oral consiste en tener la capacidad de expresar claramente nuestras ideas, tenemos que ser coherentes entre lo que pensamos y como lo expresamos, hay que saber escuchar antes de contestar cualquier pregunta, porque a veces ni siquiera dejamos que el entrevistador termine la pregunta cuando ya estamos contestando, o a veces contestamos otra cosa porque no supimos escuchar de manera correcta la pregunta.

Hay ocasiones en que también tenemos que contestar preguntas por escrito y es cuando se pone a prueba nuestra capacidad de redacción y si escribimos mal un texto puede que se nos haga a un lado en el proceso de reclutamiento porque la forma en como redactas habla sobre la personalidad de la persona. Recordemos que la mayor parte de la comunicación dentro de una empresa se da por escrito, pues todos los días redactamos correos electrónicos, cartas, un memorándum, informes técnicos y evaluaciones de personal entre otros, que resulta muy significativo el poder expresar adecuadamente lo que tenemos en mente con lo que dejamos plasmado en el escrito, porque si lo hacemos adecuadamente nos facilitará enormidades los procesos de comunicación.

4. Redactar y hablar en inglés siempre ayudará

Cuando se tiene el dominio del idioma inglés tanto en la parte oral como en la escrita, las puertas se abren con mayor facilidad, claro, siempre y cuando se acompañe de talento y experiencia. Estando en un mundo globalizado y pensar que vamos a trabajar en una compañía donde no se requiere del uso del idioma inglés es una utopía; hablar y redactar en inglés puede ser la diferencia que marque la decisión final a la hora de seleccionar a un candidato. Para aquellos que todavía no tienen dominio del idioma inglés es el momento de empezar a estudiarlo porque más adelante les ayudará a encontrar posiciones mejores remuneradas y eso sí que se los agradecerá su bolsillo.

5. Vestimenta adecuada

Considero que la condición social y económica no tienen absolutamente nada que ver con el aspecto en el que te presentes a una entrevista de trabajo, porque recuerden que el primer contacto visual que tiene el entrevistador con el candidato psicológicamente puede generar sinergia entre ambas partes, un descuido como no traer lustrados los zapatos, ir desaliñado, sin peinarse, con roturas en la ropa o con las manos sucias, hablará muy mal del candidato y podría quedar descartado al instante. Por eso es de suma importancia que la noche anterior a la entrevista prepares muy bien la ropa que vas a llevar porque la presencia hablará muy bien de ti.

Podemos seguir mencionando más elementos que toman en cuenta las empresas a la hora de reclutar, pero si reúnes los 5 puntos antes mencionados, llevarás ventaja sobre tus posibles rivales que se postularán por el mismo puesto, recuerden que a la hora de la entrevista cuenta mucho la impresión que dejamos al reclutador y si pasamos este primer filtro estaremos en la ante sala de conseguir el anhelado empleo. Si no vamos a las entrevistas con un plan de acción efectivo y una estrategia definida para impresionar a los entrevistadores, conseguir empleo se volverá en un verdadero calvario porque nuestro enfoque no está siendo el adecuado para tener éxito en las entrevistas.

Más notas relacionadas: 
La mejor forma de renunciar de un trabajo
Si estudiaste mercadotecnia lee lo que te espera en tu empleo
5 consejos para combatir la procrastinación

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299