CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Los 3 tipos de compañeros de trabajo que siempre quitan el tiempo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Parte de los requisitos laborales de cualquier empleado son las actividades protocolarias, como juntas de trabajo, horarios extras sin remuneración o los proyectos extras, sin embargo, existen personalidades que pueden dificultar cualquier labor bajo estrés, como compañeros de trabajo o malos jefes.

Parte de los requisitos laborales de cualquier empleado son las actividades protocolarias, como juntas de trabajo, horarios extras sin remuneración o los proyectos extras, sin embargo, existen personalidades que pueden dificultar cualquier labor bajo estrés, como compañeros de trabajo o malos jefes.

De acuerdo con Forbes, el campo laboral es un universo de personalidades que coexisten para lograr objetivos de una empresa, no obstante, existen actividades realizadas por personas que son tóxicas, pero tratar con ellos es indispensable para no crear conflictos. Entre los más destacados, están:

El “¿tienes un minuto?”. Según parece, esta personalidad acecha y roba tiempo laboral a sus compañeros, quien hace preguntas retóricas o quiere hacer perder el tiempo. Ceder tiempo parece sencillo, pero solo iniciará una cadena para posponer labores que requerían minutos clave, los cuales se perderán. Concretamente, pedir una cortesía de tiempo es como referir que el tiempo del otro es menos valioso que el tuyo.

Quien busca reuniones siempre. Un tipo de “vampiro energético”, es aquel quien se mete en reuniones ajenas o asiste a las que no les corresponde para interrumpir en algún momento. Un secreto para lidiar con estas personas es establecer reuniones por las mañanas o al final del día, para que estas personas estén ansiosos por terminarla. Además, no servir refrigerios y hacer circular una agenda escrita con anticipación para que la comunicación sea clara y objetiva.

El que interrumpe agenda. Son trabajadores que no diferencian entre lo importante y lo no importante, ya que logra desviar la atención de sus compañeros por temas banales, logrando que otras personas desvíen sus prioridades. Las interrupciones son para hablar temas banales, por lo que la forma de tratar a estos vampiros energéticos es siendo francos y argumentar que estás sumamente ocupado en una escala del 1 al 10, o bien, posponerlo indefinidamente.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados