Una serie de diversas exposiciones en iglesias y hoteles de lujo han dejado más de 200 personas muertas y cerca de 450 heridos en Sri Lanka, de acuerdo con información entregada por autoridades locales.

Hasta el momento, según información oficial, se sabe que existen tres personas detenidas por su presunta participación en dichos acontecimientos, aunque un reporte entregado por Reuters eleva la cifra a siete.

Si bien ningún grupo ha asumido la autoría de los ataques, el ministro de Defensa esrilanqués, Ruwan Wijewardene, ha informado de que los culpables han sido identificados y calificados como extremistas religiosos.

Como medida ante los hechos, se ha decretado un toque de queda indeterminado e inmediato, así como el cierre de redes sociales como Facebook y WhatsApp.

Las tres iglesias afectadas fueron la iglesia San Antonio de Colombo, la iglesia San Sebastián de Negombo, al norte de la capital, y la iglesia de Batticaloa, en el este de la isla, en donde centenares de personas celebraban el Domingo de Resurrección.

En cuanto a los hoteles de lujo involucrados en los lamentables hechos están el Cinnamon Grand, el Kingsbury y el Shangri-La, todos de cinco estrellas y ubicados en Colombo.

Además de estos establecimientos que concentraban a cientos de turistas, se registró una séptima explosión cerca del zoológico de Dehiwala. Un octavo artefacto hizo explosión en la zona residencial de Dermatagoda, según ha informado un secretario del ministerio de Defensa.

Los hechos en Twitter

Las redes sociales, en especial Twitter, se han convertido en espacios de conversación en donde medios y usuarios han compartido imagines e información sobre estos lamentables acontecimientos que parece ser parte de un problema que Sri Lanka ha padecido desde hace décadas, relacionado con diferencias religiosas.

Hasta el momento, de acuerdo con TweetReach, los últimos 100 tweets con el términos “Sri Lanka” han registrado 250 mil 587 impresiones con un total de 218 mil 286 cuentas alcanzadas.

Como indican desde el diario El País, Sri Lanka, tiene una población cercana a los 21 millones de habitantes, en donde la mayoría profesan la creencia budista, aunque cuenta con alrededor de 1,2 millones de católicos. Junto al 70 por ciento de budistas, los hindús representan un 12 por ciento, los musulmanes un 10 por ciento y los cristianos, un 7 por ciento.