CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Lo que podemos aprender de innovation management de AMLO

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Escribo esta columna desde un restaurante antes de un desayuno con un buen amigo y mientras espero un amable lector me pregunta ¿qué podemos esperar de nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador? La pregunta viene cargada de esperanza y en cierta medida temor, pero encima una gran cantidad de expectativa.

Escribo esta columna desde un restaurante antes de un desayuno con un buen amigo y mientras espero un amable lector me pregunta ¿qué podemos esperar de nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador? La pregunta viene cargada de esperanza y en cierta medida temor, pero encima una gran cantidad de expectativa. El país se encuentra en un momento interesante, mientras filas de personas se reúnen fuera de las oficinas del virtual presidente para pedir todo tipo de concesiones y actos de intercesión es imposible negar que el estado de ánimo completo de la nación está en un proceso fluido, el reto es comprender si se convertirá en algo positivo o no. Para un analista de comunicación y marketing es necesario analizar el reto desde la perspectiva de innovación, las propuestas del nuevo gobierno son exactamente eso, innovadoras. Se piensa incorrectamente que el acto de innovar es obligatoriamente crear algo nuevo, tampoco se trata de presentar nuevos caminos o productos solamente. La innovación se puede presentar en un cúmulo de ejes, desde la atención al cliente hasta la distribución del producto. En ese sentido los caminos del nuevo gobierno buscan crear movimiento en ejes que parecían estar ya decididos por la conciencia colectiva. El aprendizaje podría llegar rápido para el equipo de AMLO, cuando se trata de innovar es indispensable administrar el inventario de iniciativas. Lanzar demasiado al mercado crea un efecto indeseable de expectativas altas, además construye problemas futuros al ser imposible para el votante ver avances en los años venideros, la impresión, correcta o incorrecta, es que las cosas pierden inercia.

El fenómeno se repite cada sexenio y no es exclusivo al actual ganador de la contienda electoral; sin embargo, debería servir de lineamiento para las empresas que hoy se preguntan cómo avanzar en un país con reglas nuevas. La salida no puede ser solamente la fórmula tradicional de reducción de costos, mayor eficiencia y búsqueda de nuevos mercados. De manera forzosa se tiene que innovar y en ese sentido administrar la forma en la que dicha mejora llega al mercado. Se trata de un maratón y no de una carrera de 100 metros.

Los directores generales deben crear calendarios precisos de administración de inventario de innovación con fechas de llegada al mercado que se acompañen de estrategias de precio. Esta práctica ayuda a las firmas a mejorar su posición en el mercado, adicionalmente desgastan a la competencia que debe seguir las acciones de la empresa innovadora. Para el cliente final no queda otra opción que pagar un precio más alto a cambio de tener acceso al producto o servicio.

Las cosas se ponen interesantes si consideramos que la innovación podría ser la mejor arma en el contexto geopolítico mundial. Los gobiernos del mundo están envueltos en una guerra comercial detonada por EEUU que seguramente durará mucho después de la salida de Donald Trump, los CEOs que piensen que es fenómeno transitorio están gravemente equivocados. La nueva realidad será la de mercados cerrados con tratados bilaterales, lo que casi siempre significa aumento de precios y menor oferta de productos. Las empresas innovadoras serán la reinas del mercado, al final de esta etapa estarán en una posición más fuerte.

Cobra mayor importancia administrar la innovación de la firma en tres pasos. El primero es detectar las ventajas competitivas de la empresa y apalancar su existencia en innovaciones incrementales, es decir, hacer mejor lo que ya hago mejor que los demás. Segundo, detectar las mejores prácticas por industria e invertir en absorber las que pudieran aventajar gradualmente frente a los competidores locales. Por último establecer el ritmo en el que el mercado absorberá la innovación y traducir la etapa en una estrategia de precios.

Los tiempos venideros serán interesantes para las marcas, las que decidan invertir y arriesgar en el mercado tendrán beneficios a largo plazo, los timoratos perderán cuota en el mercado. ¿Qué tipo de firma deseas llevar?

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados