CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Lo que la sentida carta de un periodista argentino a Messi dice sobre el branding del jugador

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Lionel Messi cuenta con un valor mediático para sus patrocinadores de 55.9 millones de dólares, con cada publicación valorizada en 383.150 dólares.

Com un sufrido desenlace y gracias a la combinación de diferentes resultados, Argentina consiguió su pase a la segunda ronda dentro de Rusia 2018, en donde Messi se consolido como uno de los protagonistas.

Durante esta ronda eliminatoria, Lionel Messi acaparó los reflectores como el jugador que pudo haber definido el rumbo de la escuadra argentina durante Rusia 2018, situación que tiene mucho que ver con la marca que el jugador del Barcelona representa.

El conjunto argentino cuenta con una de las plantillas más poderosas del planeta, al ubicarse en la quinta plaza según la FIFA, con un valor de mercado de 925 millones de euros según el observatorio futbolístico CIES, en donde Messi se ubica como el jugador con mejor cotización con 180 millones de euros según Transfermarkt.

La salida de la escuadra argentina representa perdidas importantes en términos de publicidad, en especial para aquellas marcas que esperan capitalizar la presencia del delantero en lo que resta del torneo mundialista.

Lionel Messi cuenta con un valor mediático para sus patrocinadores de 55.9 millones de dólares, con cada publicación valorizada en 383.150 dólares.

De acuerdo con el Observatorio de fútbol CIES, Leo Messi tiene un valor de 202 millones de euros, cifra 2.5 veces mayor a los 80.4 millones de euros que posee la marca de Cristiano Ronaldo.

Entre sus patrocinadores se encuentra Adidas, Huawei, Tata Motors, Ooredoo, Lays, Gatorade, ExpoDubai2020, entre otros.

Los valores alrededor de la marca de “Lio” hablan mucho de la fortaleza de su imagen, que aunque después de haber fallado un penal en el primer partido de Argentina en el Mundial o su nula actuación en el segundo compromiso de la escuadra, parece mantener e incluso incrementar el engagement con sus seguidores.

Ejemplo claro es la emotiva carta que un reporte argentino dedicó a Messi luego de que este jugador fuera foco de diversas criticas y malos comentarios por su rendimiento en el encuentro contra Croacia.

El especial documento fue escrito por el periodista Ale Mellincovsky y publicada por el medio especializado Mundo Leo, con motivo del cumpleaños 31 del reconocido argentino.

A continuación apuntamos textualmente la carta que dice mucho sobre la fortaleza de la marca Messi que hoy sumó valor gracias a la calificación de Argentina:

“¡Feliz cumple Lio!

‘En lo más duro del invierno aprendí al fin que había en mi un invencible verano’, decía Albert Camus. Es lo que le está sucediendo a Lionel Messi, quien hoy deja sus 30 años, que es en los sueños “Santa Rosa”, la tormenta, llegando a sus jóvenes 31, que es “la luz”.

¿Qué puedo decir de Lío que no se haya visto? En principio, lo sigo bancando, porque no lo banco solo ahora, lo banqué siempre.

Veo a muchos periodistas velándolo, que van a ser los primeros en querer sacarse una foto con la copa si la gana. Son como un hombre golpeador que cuando su mujer se va de la casa, le preguntan “¿por qué me dejaste?”.

Desde lo futbolístico, ustedes lo vieron todo. Solo tengo para agregar que cuando los miopes dicen que “camina”, se posiciona, arrastra marca, pone pelotas de gol, pero necesita que los demás la metan.

Messi ganó un Mundial Sub-20, y fue campeón olímpico, algo que ni Maradona lo consiguió. Y tiene futuro, le quedan dos Mundiales en plenitud, y no sé si tres.

Desde lo patriota, algo que no me interesa, pero poniendo el foco en ese aspecto que algunos tanto critican, no solo voy a recordar que dos clubes argentinos se negaron a pagarle el tratamiento para su crecimiento, Barcelona lo adoptó, España lo contuvo, le dio ciudadanía, y a pesar de eso, optó por jugar en la selección argentina.

Pero no es solo eso, porque desde el elogio es muy fácil jugar. Messi le dijo que sí a cada convocatoria en la selección a pesar de las críticas de los que le buscan el pelo al huevo, que al no poder decir nada de su juego, se fijan si canta el himno o no. Pero Lio se hizo presente y jugó. Y sin denostar a otro deportista, pero para resaltar la hipocresía de quienes critican, se ensañan con un Messi presente, y lo llaman gloria a un Ginobilli que decidió no jugar los últimos dos Mundiales de basket para no perder plata en la franquicia donde juega. O lo ensalzan al “jugador del pueblo”, cuando Tevez le dijo no a la selección Sub-20 para jugar dos partidos con Boca, y en ese Mundial juvenil, la albiceleste se volvió temprano a casa.

Messi siempre dio la cara, no quiso salir ni un segundo de la cancha cuando la pelota estaba en juego.

Entonces, ¿por qué lo critican a Messi? Porque no da títulos, pero no hablamos títulos deportivos, no da títulos a los pseudoperiodistas que viven del talk show en lugar de hacer su trabajo con el ojo en el show que da con la pelota. A diferencia de Maradona, que jugaba bien y hablaba más de lo que jugaba, con una vida personal más pública que privada, Lio da el espectáculo adentro de la cancha y después se va a su casa a disfrutar de su familia, atentando contra quienes algunos (no todos) empleados de medios deportivos, carentes de creatividad, con más tiempo de aire que contenidos.

A diferencia del teatro o el cine, que el guión tiene un desarrollo y fin fijados, el fútbol tiene rivales que alteran los planes, aunque estimulan la creatividad, esa que tienen los artistas de la talla de Messi, y que nos da ganas de dejar todo para verlo jugar, porque, incluso con un final amargo, al guión lo escribe el, ¿cómo? Con sorpresa.

Luego del partido entre Portugal y España, cuando en tono cuasi jocoso dije que “lo vi a Cristiano Ronaldo festejar un empate”, me corrigieron acertadamente me explicaron que “no festejaba el empate, sino al terminar el partido festejaba que hizo tres goles”.

Creyeron que así el luso era grande, pero estaban hablando de su pequeñez, que es justo lo contrario de Messi, quien al haber recibido el premio al mejor jugador del último Mundial, ni lo quiso agarrar, porque no disfruta (ni pretende) reconocimientos individuales, sino colectivos, solo quería que el equipo salga campeón del mundo y compartir la alegría con la mayor cantidad de gente posible.

Desde el desconocimiento de su intimidad, decidí tampoco escuchar a otros que también la ignoran y dicen saberla.

Si quieren, sufran ustedes. Sino, súmense porque yo decidí analizar menos y disfrutarlo más.

Lio, seguí disfrutando de jugar como nosotros disfrutamos de verte.

¡Felices 31 Lionel Messi!”

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

omnichannel

¿Cuál es la diferencia entre omnichannel y retail?

Entendamos que, mientras el retail lo que busca es la venta minorista al consumidor final, valiéndose de empresas que venden al por mayor, omnichannel es mejor comprendido como un modelo de comunicación que busca “acoger al usuario final”