La correcta construcción de un curriculum vitae es fundamental para impulsar las oportunidades de desarrollo profesional para cualquier persona. Sin embargo, es justo decir que las normas sobre “lo correcto” en el desarrollo de la hoja de vida son muy diversas y no tienen en claro consenso. El CV de Steve Jobs es el mejor ejemplo.

Entonces ¿cómo definir que un CV está diseñado de forma correcta para cumplir con su misión?¿cuáles serían las características y aspectos que se deberían evaluar?

Las respuestas a estas preguntas serán diversas en función de muchos elementos propios de cada candidato; desde su profesión, su edad y el puesto que busca hasta las competencia propias que desee presentar como sus “cartas fuertes” son factores que juegan para entregar un sin fun de posibilidades.

No obstante, lo cierto es que el objetivo general de una hoja de vida es llamar la atención del reclutar y conseguir que se interese en el perfil profesional de una persona, tarea que cada vez resulta más compleja si consideramos que la inteligencia artificial y la tecnología ya es parte importante de los procesos de reclutamiento.

Una gran parte de las empresas utilizan sistemas conocidos como ATS (application tracking systems), programas de software que “escanean” los currículums que reciben online para realizar una primera selección de candidatos con base a palabras clave. La finalidad de estos sistemas es eliminar de forma automática a la mayoría de los candidatos que no empatan, cuando menos a primera vista, con el perfil buscado por la compañía, con lo que se estima que . De esta manera, que solamente un 3 por ciento de los curriculums que se envían mediante plataformas online llegan a contactar con un reclutador.

Así, el curriculum es más que la carta de presentación de un empleado que busca cubrir una vacante; el CV debe ser visto como el primer acercamiento que el profesional tiene para conquistar al reclutar.  De hecho, un estudio indica que si no obtienes la atención de un reclutador con tu currículum en menos de 6 segundos, estás perdido.

El currículo vitae de Steve Jobs

Aunque ya hemos dicho que el éxito de un curriculum depende de aspectos muy particulares, lo cierto es que existen algunos elementos esenciales que funcionan bien para cualquier hoja de vida. Tomar como ejemplo lo hecho por algunos grandes puede ser un buen comienzo.

Y es que no se trata de hacer un CV de grandes extensiones para que sea exitoso y demostrar que el profesional detrás del mismo tiene mucho valor para aportar a cualquier empresa; las cualidad de este documento deben ir más allá.

Ejemplo claro al respecto es el curriculum vitae de Steve Jobs, mismo que originalmente fue publicado en Mac.com para mostrar lo que los usuarios pueden hacer con la aplicación web HomePage, parte de la suite de iTools.

Aquí algunos aspectos a considerar:

Más allá de formalismos 

Se cree -quizá de manera errónea- que el mejor CV es aquel que se caracteriza por ser sombrío y demostrar mucha formalidad. No obstante, en tiempos en los que el mercado demanda creatividad, esto podría no ser cierto del todo.

Desde su hoja de vida, Jobs demostró que su visión siempre fue más allá de lo evidente lo demostró con un toque de ingenio y humor. El currículum vitae del creador de Apple se inyecta con una dosis saludable de humor en líneas como “Descubrí un pequeño estudio de animación que necesitaba una visión” e “Invirtí mucho en financiar a una nueva empresa (vendí mi minibús VW)”, insinúan a una persona que suena, al menos en el papel, como divertida y creativa.

Simple y fácil de leer

El lenguaje utilizado en un CV, más allá de los toques de humor que se puedan agregar, debe ser sencillo y fácil de leer. Esta es una característica que se parecía en el CV de Jobs. No hay listas de habilidades personales ni una descripción detallada del trabajo. Lo que se lee en el mencionado CV es una visión general y compacta de cada compañía en donde con una historia simple y sin lenguaje llamativo expresa cómo contribuyó a su éxito.

Objetivos que inspiran

Dentro de los objetivos que se suelen leer en un CV son comunes frases como “crecimiento profesional” o “vivir nuevas experiencias que enriquezcan mi formación”. Si bien esto no es malo, lo cierto es que no van más allá de lo que cualquiera pueda expresar.

En el caso del creador del iPhone, su visón y su personalidad quedó sentada en el objetivo de su CV: “Estoy buscando un espacio que se necesite reparar con una base sólida. Estoy dispuesto a derribar muros, construir puentes y encender fuegos. Tengo una gran experiencia, mucha energía, un poco de esa ‘visión’ y no tengo miedo de comenzar desde el principio”.

Ideas complejas, en frases simples

Jobs tenia la cualidad de comunicar ideas y conceptos complejos en frases simples, lo que en una hoja de trabajo es un acierto si se considera la “regla de los 6 segundos”. La siguiente vez que intentes expresar tus logros en una hoja de vida piensa en esta premisa así como en los siguientes ejemplos entregados por Jobs:

  • Apple: “creamos computadoras que son divertidas, potentes y fáciles de usar”.
  • Pixar: “Pixar es ahora ‘el’ estudio de animación digital”.
  • Software NeXT: “las tecnologías NeXT hacen que la vida de los programadores sea mucho más fácil”.