Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Lo que Blockbuster se llevó

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Para mí ha tenido especial relevancia el anuncio de esta semana: “A partir de enero 2014, Blockbuster dejara? de alquilar DVD's y cerrara? los casi 300 locales abiertos al pu?blico que le quedaban en EE.UU. despidiendo a unos 2,800 trabajadores."

Por Alejandro Castañeda
Twitter: @elaprendiz55

Para mí ha tenido especial relevancia el anuncio de esta semana:

“A partir de enero 2014, Blockbuster dejará de alquilar DVD’s y cerrará los casi 300 locales abiertos al público que le quedaban en EE.UU. despidiendo a unos 2,800 trabajadores.”

Blockbuster ya había cerrado cientos de locales en otros países con iguales consecuencias. “No es una decisión fácil pero, la demanda de los consumidores evoluciona claramente hacia la distribución digital de video”, dijo Joseph Clayton, director general de “Dish Network” quien, de un plumazo, firmo la sentencia. Muchos auguraban que esto pasaría ya que las descargas autorizadas (y no autorizadas), mas la competencia de empresas como “Netflix”, “Hulu” , “Amazon” y el mismo “Youtube” provocarían esta crisis.

A finales de los ochenta, mi esposa y yo malabareábamos vida, trabajo y estudio con la administración de un video club. Alquilábamos ilusiones envueltas en “Beta” y “VHS”. Sin sistemas de cómputo, manejábamos complejos inventarios colocando cintas que nos regresaban -una por una- en anaqueles. En aquel reducido espacio, hacíamos uso de la astucia para desplegar publicidad mientras repartíamos folletos y sonrisas. Atendíamos clientes de todas las edades y actitudes y lo hacíamos de “sol a foco”. Enfrentábamos robos, descomposturas y quejas. Abríamos contentos tarde cerrando tarde cansados y siempre surgía algo que nos hacía pensar si valía la pena el asunto. Sin embargo, tenía esta actividad muchas satisfacciones: Las familias se daban cita entre ellas para charlar mientras los niños corrían entre los pasillos. Conocíamos a la mayoría y muchos eran amigos con los cuales charlábamos. Mientras administramos aquel local, fuimos testigos de noviazgos, reencuentros, desavenencias temáticas y/o de género y proveímos, aunque modestamente, trabajo y apoyo de estudios a muchos chicos que pasaron por nuestros mostradores.

Nos encantaba recomendar filmes y/o dar advertencias sobre algunos. Éramos una enciclopedia de actores y directores. Lo más excitante era el arribo del nuevo material. Había que recomendarlo y para ello era menester verlo antes con atención al detalle. De ahí; de aquel pequeño local y en aquella época, nació nuestra compartida pasión al cine y la buena televisión. Educación que hoy me llena de orgullo siendo corresponsable de mi afición a la escritura.

Si el fenómeno del “cine en casa vía la renta”, fue el primer paradigma que mandó a la quiebra miles de cinemas anticuados dando así cumplimiento a los profetas que auguraban una sociedad aislada, sociopática y metida en una sala de TV, el video club fue, al menos, un paracaídas que suavizó el descenso. El video club representó lo que antaño fuera la tiendita de la esquina, la peluquería de enfrente, el lugar intermedio entre la oficina y la casa, el quiosco de periódicos.

Para cualquier lector, la de Blockbuster, puede ser una noticia meramente financiera, para mí en cambio, relevante ya que este cierre es el más reciente eslabón de una larga cadena de conceptos que se han ido. Su partida se ha llevado el color, la emoción y la textura óptica de “las portadas” (mal llamadas “arte”) de los cassettes y DVD ́s que tanto influían en nuestra selección por las imágenes y la narrativa-descriptiva de la trama. Su partida se lleva, junto con sus sueldos, los alegre “BIENVENIDOS” y “VUELVAN PRONTO” de los sonrientes chicos tras los mostradores. Con el cierre de estos establecimientos, se marchan las ventas de palomitas, gaseosas, paletas MAGNUM, peluches de personajes y las ofertas de martes “al 2 X 1” y, mas tristemente, la sempiterna frase: “DISFRUTE SU PELÍCULA” que daba humana emoción al rito familiar de escoger la película del sábado por la noche.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados