• De acuerdo con Statista, el mercado global del ecommerce alcanzaría un valor de 4.8 billones de dólares en 2021

  • Según CNBC, la unidad cloud de Amazon, AWS, presentó un crecimiento de 45 por ciento en el primer trimestre de 2019

  • Por su parte, en cifras de VentureBeat, Microsoft Azure logró un incremento de 64 por ciento en su último trimestre

No es prudente subestimar el poder de Amazon en la industria digital. No solo es una de las compañías retail más importantes del mundo. También encabeza el ranking de las marcas más importantes del ecommerce. Su éxito se debe en parte a una extensa estrategia de inversión y ganancias cercanas a cero. Pero también se debe a su agresivo modelo de negocio con sus socios comerciales, de quienes utiliza sus datos de compra para mejorar su propia oferta.

Pero una empresa quiere plantar la cara a Jeff Bezos, al menos en publicidad. Según Adweek, Microsoft acaba de anunciar la compra de la startup Promote IQ. La compañía se especializa en anuncios programáticos para el sector ecommerce. La compañía proporcionaría espacios pagados en sitios como Walmart, Target y la misma Amazon. Pero, al funcionar con el sistema Azure y no el servicio cloud AWS, busca pintarse como una alternativa de peso en el mercado.

Todavía más competencia en publicidad ecommerce

Fuera de Microsoft, otras compañías han querido meterse en el lucrativo negocio publicitario de Amazon. En abril, Walmart adquirió su propia startup para ofrecer anuncios a otras marcas del entorno ecommerce. Snapchat y Facebook, en colaboración con Shopify, también han integrado funciones de compra directo en sus apps. Una característica similar está presente en la plataforma de Instagram desde marzo pasado.

Una competencia más reñida en el mercado de la publicidad debería ser bueno para la industria. En estimaciones de eMarketer, la gigante de Jeff Bezos todavía domina el 52 por ciento del mercado global. Esta cuestión, de acuerdo con Tough Nickel, puede incrementar los precios y fomentar un entorno con servicios de menor calidad. Asimismo, como apunta Bizfluent, un rival de mayor peso podría motivar a Amazon a mejorar su modelo de negocio.

Sin embargo, es incierto si la nueva propuesta de Microsoft tendrá la potencia necesaria para volverse un peligro al control de la retailer. La misma Promote IQ acepta que su modelo de negocio y funcionamiento son demasiado similares a Amazon. Así pues, podría ser un gran reto encontrar un valor agregado o diferenciado para el servicio. Sin esta característica, probará difícil convencer a los negocios cambiarse de plataforma rápidamente.