Imagen: Bigstock
  • Algunas fuentes apuntan que registrar el nombre de un sitio web con .com puede costar hasta 15 dólares anuales

  • Por otro lado las extensiones .site, .info y .life, las más baratas del entorno, se pueden conseguir por menos de un dólar al año

  • Más de una cuarta parte de las extensiones web están ligadas a Estados Unidos, de acuerdo con Domain Name Stat

Hoy en día, todas las marcas deberían tener un sitio web. Dada la cantidad de tiempo que pasan los consumidores en línea, no tener presencia en internet es un lujo que ninguna compañía se puede dar. De hecho, comercio que no tenga redes sociales y página oficial, es un comercio que no existe. Pero tampoco basta con tener un par de líneas de código HTML.

De acuerdo con Mashable, hay varios elementos que definen a un buen sitio web. Entre ellos, la información de negocio, los datos de contacto y el mapa de la página. Asimismo, es crucial tener un diseño atractivo y contenido de calidad. Como menciona Hubspot, también debe estar optimizado para generar leads. Además, se debe actualizar y renovar constantemente.

Pero un elemento del sitio web que generalmente pasa desapercibido es su dominio. Según Moz, una URL efectiva mejora la experiencia de los usuarios, incrementa el ranking de la página en navegadores de internet y puede atraer más clicks. Y de acuerdo con Luiz D’Elboux, director de marketing de HostGator Latinoamérica, hay varias buenas prácticas al elegir un buen dominio para una marca:

Elegir una extensión adecuada

Aunque la mayor parte de las personas están familiarizados con los básicos (.com, .net, .org), hay muchísimos más disponibles para las marcas. Por supuesto, su elección dependerá mucho de la estrategia, temática y objetivos de la empresa. Pero un sitio web también puede llamar la atención de los usuarios con recursos como .fitness, .show, .city, etcétera.

Registrar el sitio web con varias extensiones

Conforme las empresas se vuelven famosas, otros agentes podrían querer aprovecharse. Así pues, si una marca adquiere un dominio web con .com para su sitio web, también le convendría registrarse con .net, .mx, .org, entre otros. Esto no solo serviría para detener intenciones maliciosas. También podrían usarse estas URLs alternativas para redirigir a la página principal.

Mantener una URL breve

Los negocios pueden comprar dominios para un sitio web de hasta 64 caracteres de largo. Sin embargo, entre más corto, mejor será para el usuario. No solo será más fácil y rápido de teclear. También permite que la gente pueda recordarlo de forma sencilla. De lo contrario, se corre el riesgo que entren a buscarlo a través de navegadores y terminen con la competencia.

Evitar el uso de abreviaturas

Así como en el punto anterior, esta práctica hace el sitio web sea más sencillo de recordar y teclear. Al utilizar abreviaturas, números o palabras mal escritas, se tiene que explicar a la gente cómo exactamente se escribe e dominio. Y como con las URLs más largas, se corre el riesgo que las personas terminen por encontrarse con páginas de la competencia.

Utilizar palabras clave de la industria

Como ya se mencionó antes, el dominio de un sitio web es crucial para el posicionamiento en navegadores y motores de búsqueda. Asimismo, ayudará a que los clientes puedan asociar más fácilmente la marca con los productos y servicios que ofrece. Esta claridad puede ayudar a reducir la tasa de rebote y mejorar la experiencia de usuario general.