Lista la final de la Champions y todo apunta a que una marca será la gran ganadora

El valor de marcha de la UEFA Champions League se situó en 185 millones de dólares durante el año pasado según cifras de Forbes

Este miércoles quedó definida la final de la UEFA Champions League luego de que concluyera la fase de semifinales con las respectivas victorias en la eliminatoria del Real Madrid así como del Liverpool FC. De tal modo que la escuadra merengue tiene a tiro la tercera copa de manera consecutiva, una hazaña que no se consigue desde hace 50 años.

Por su parte, el Liverpool llega a una final luego de once años de ausencia, y con un adicional que se llama Mohamed Salah; además del regreso de un entrenador que tendrá oportunidad de revancha como es el caso del alemán Jürgen Klopp en la máxima competición de equipos a nivel de clubes.

En tanto, para las marcas patrocinadoras también representa una oportunidad especial, en el caso de New Balance (Liverpool) llegar al partido final con aspiraciones reales de éxito no es algo que estuviese presupuestado, ya que a pesar del palmares que tiene el conjunto inglés, actualmente no está considerado dentro de los grandes favoritos de la competencia (Bayern Múnich, FC Barcelona).

A su vez, para Adidas, resulta ser una oportunidad de entrar a la historia de la competencia, y es que lograr tres títulos consecutivos no es cosa de todos los días, en especial cuando la historia ha demostrado la dificultad de campeonar en el torneo de clubes con más calidad en el planeta entero.

Desde la década de los setenta esto no ocurre; no obstante, para la empresa alemana, esto la posicionará al pasar de vestir al último conjunto que logró la proeza (Bayern Múnich), a ser la misma que reescribe la historia moderna con el club madridista.

Otro aspecto a considerar es la marca Cristiano Ronaldo, ganador por primera ocasión de la orejona en 2008 con el Manchester United, en casa de lograr la victoria en Kiev, lograría su quinta Champions, con lo que emularía a un referente también del Real Madrid así como del futbol en general, nos referimos a Aldredo di Stéfano, en la década de los cincuenta, cuando la historia de la competencia daba sus primeros pasos. Sólo Francisco Gento (Real Madrid) cuenta con seis títulos de Europa.

El más grande de los grandes.

Desde el inicio el equipo merengue ha sido el club más ganador del torneo, para el Real Madrid, la Champions es la competencia fetiche; suma doce títulos, los últimos dos de manera consecutiva, algo no visto desde el inicio de los noventa.

La Copa de Campeones ha sido obtenida por 22 equipos de nueve distintos países, y sin embargo, los merengues se distinguen del resto. Asimismo, la competencia se ratifica como uno de los más prestigiosos a nivel mundial en todas las disciplinas; así lo demuestra su valor de marca, el cual se situó durante en 2017 en 185 millones de dólares según Forbes, en los dos años previos a este dato, la cantidad se había enfrascado en 127 millones de billetes verdes.

En tanto, la última edición, 2016-2017, el torneo registró ingresos por dos mil 89.43 millones de euros, de acuerdo con el reporte financiero de la UEFA de 2017. Es por ello que la final de Kiev cuenta con una serie de datos interesantes que dejan de manifiesto que cualquiera que gane, tendrá ese valor agregado que reclama el campeón y las firmas que hay alrededor de ellos, del torneo de clubes con más relevancia a nivel mundial.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299