LinkedIn un proceso funcional de vasos comunicantes para reclutadores y candidatos

LinkedIn “Recruiter” y “Job” son sistemas eficaces si se utilizan con estrategia, tácticas y habilidades.

Hemos concluido un interesante proceso de reclutamiento ejecutivo con apoyo de “LinkedIn Recruiter” que nos brindó varios aprendizajes que hoy, en esta colaboración compartimos con reclutadores y también con candidatos ya que estos son el complemento de esta fórmula de conexión digital, ellos utilizan “LinkedIn for Job Search” formando un sistema integral dentro de la plataforma de LinkedIn.

Por lo tanto, el primer aprendizaje es que cuando realicemos un reclutamiento o búsqueda de empleo, hay que “validar las dos caras de la moneda”, es decir advertir quien recluta y quién es el que busca empleo, este es un camino y un sistema de doble vía.

Que alternativa seguir para reclutar talento

Las organizaciones generalmente se encuentran con la importante decisión relativa a que alternativa seguir para reclutar. Desde nuestra experiencia, y en un segundo aprendizaje, la alternativa “debe ser primero aquella que genere confianza”. Sin este importante valor y amalgama llamada confianza no funcionará ninguna alternativa de reclutamiento ya sea interno o externo.

Un tercer aprendizaje ha sido que la organización que va a requerir servicio de reclutadores externos más vale que primero entienda la forma y el fondo de esta decisión, la cual conlleva beneficios e inconvenientes máxime si nunca se ha recurrido a esta práctica de reclutamiento externo.

El uso de la tecnología digital en el reclutamiento

Ahora bien, independientemente de que se utilice un reclutamiento con recursos internos o externos las organizaciones tienen que saber y reconocer que hoy día en esta importante función de recursos humanos que es el reclutamiento tienen que utilizarse invariablemente los sistemas digitales a través de redes sociales como una de las fuentes importante de atracción de talento y este es un cuarto aprendizaje.

El funcionamiento de LinkedIn permite buscar con filtros avanzados, conectar e interactuar en el momento, con candidatos de todo perfil, gestionar con eficiencia y eficacia el proceso y finalmente captar talento acorde a las necesidades de la organización, estén o no estén buscando empleo.

El comentario anterior lo fundamentamos en todos los beneficios que aporta una comunidad social como lo es LinkedIn. Hoy día ahí encontramos candidatos activos que son los que buscan empleo y candidatos pasivos los cuales no se están promoviendo, están cómodos, bien pagados; esos son los que gustan más a las organizaciones y a los reclutadores profesionales.

Los vasos comunicantes de LinkedIn

Si queremos tener éxito reclutando y/o buscando empleo debemos aprender a utilizar LinkedIn el cual tiene un proceso funcional de vasos comunicantes efectivo.

¿Y que implica buscar, conectar, gestionar, captar?

Para el reclutador tradicional, lo digital, significa un reto el cambio de paradigmas en materia de reclutamiento, ya no podrá aferrarse al arcaico pensamiento, estrategia y acción de “dejar que los candidatos se acerquen a mi…” esta actitud ya no funcionará.

Para lo anterior hay que entrar en un proceso de:

  1. Comprensión del sistema digital de reclutar y de buscar empleo con LinkedIn.
  2. Comunicación a los diversos niveles de la organización quienes deben estar involucrados, comenzando por la alta dirección.
  3. Transformación digital y culturización que deberá ir acompañada de capacitación para todos los integrantes del proceso, esto se reflejará en una rápida conversión de los esfuerzos de reclutar para tener en la organización al mejor talento. La funcionalidad de LinkedIn es todo un paraguas de comunicación, de conexión.

Aprendizajes que compartimos con reclutadores y con candidatos

  1. Validar las dos caras de la moneda, como reclutadores y como candidatos LinkedIn es sistema de doble vía.
  2. Seleccionar el sistema de reclutamiento que genera confianza. La confianza es la amalgama de cualquier relación.
  3. Utilizar invariablemente los sistemas digitales a través de redes sociales como una de las fuentes importante de atracción de talento.
  4. Elaborar estrategias y tácticas para que a través de LinkedIn encontremos candidatos activos y candidatos pasivos, ahí están y hay que saber llegar a ellos.
  5. Aprender a utilizar la funcionalidad de LinkedIn el cual tiene un proceso de vasos comunicantes efectivos.

El Reclutamiento profesional y digital es una buena inversión

Recursos humanos debe hacer ver el reclutamiento como una buena inversión, como lo ven las startups el candidato debe verse como un cliente. El talento no busca un trabajo, busca un estilo de vida, son personas que quieran integrarse en nuestros equipos de colaboradores, no de empleados.

Hagamos un esfuerzo como reclutadores y también como candidatos para profesionalizar y humanizar el proceso digital de reclutamiento, selección y contratación, lo que resultará en un “Todos ganan” y aprovechemos estos sistemas de LinkedIn “Recruiter” y “Job” son eficaces si se utilizan con correctas estrategias, tácticas y habilidades.