Lineamientos para elegir un uniforme corporativo

 Al elegir un uniforme que refleje tu identidad corporativa debes tener en cuenta diversos factores como la seguridad, el clima y el tipo de empresa.

Como ya he mencionado anteriormente, el uso de uniformes además de crear un sentido de pertenencia entre los colaboradores puede reforzar la identidad corporativa de tu marca y generar un valor diferenciador de tu competencia.

Sin embargo, elegirlo puede representar un reto ante lo que quieres proyectar.

El sector en el que gira tu empresa es el punto principal a la hora de elegir un uniforme, pues se deben analizar los riesgos a los que los trabajadores se exponen constantemente y a partir de ahí elegir la vestimenta que cumpla con los lineamientos de seguridad.

Se ha comprobado que el uso de uniforme ayuda a mejorar la productividad laboral siempre y cuando se tenga en cuenta la funcionalidad, las actividades que cada empleado realiza, el clima, la seguridad y la comodidad.  

Por ello, si deseas que tu marca sea recordada y tu imagen transmita una comunicación asertiva debes tomar en cuenta algunos factores al momento de seleccionar un uniforme:

Revisar los valores y la misión de la empresa
Conocer cuál es el objetivo de tu empresa y cómo se rige, puede ayudarte a definir cuál es la vestimenta adecuada para cada trabajador.

Identificar la proyección que se quiere lograr
Una vestimenta que sea cómoda y a la vez refleje profesionalismo puede cumplir con los estándares tanto internos como externos y ayudarte a proyectar lo que deseas en función de los objetivos de la empresa.

Alinearse con los colores empresariales
Cada marca respeta una gama de colores pues es a partir de ellos que se crea la identidad corporativa, por ello, al elegir el uniforme debe pensarse en que éste vaya acorde a tus colores empresariales.

Cuida la calidad
La calidad en la vestimenta es un factor primordial, pues ello también reflejará profesionalismo y dará una mayor duración. Sin embargo, todo tiene un tiempo de vida, es importante que periódicamente brindes nuevos uniformes a tus trabajadores.

Considera el tipo de empresa que eres
Cada uniforme puede reflejar una función, es decir, proyecta si eres un ejecutivo de banco, si laboras en una constructora, si eres médico o enfermera. La imagen que transmites dependerá del giro de la empresa.

No te olvides de contemplar el clima
El clima en el que se sitúa tu empresa es un factor más para elegir el uniforme adecuado. Esto depende de si tu labor se encuentra en una costa o en clima frío, debes estar prevenido para el clima habitual y hacer que el uniforme sea útil para la circunstancia en la que tu colaborador lo porta.

Se necesita un profesional para seleccionar el mejor uniforme
Para elegir de manera óptima el uniforme de acuerdo con las necesidades y mensajes específicos, es necesario contactar a un profesional que se guie en las necesidades de la empresa, así como su misión, visión y valores.
 
Ahora ya lo sabes, si estás contemplando incorporar uniformes en tu empresa considera que en ellos puedes tener una gran herramienta que te ayude a proyectar lo que deseas transmitir de tu compañía y que al mismo tiempo puede ser una prestación buena para tus colaboradores, siempre y cuando sea un profesional el que te guíe a la hora de elegirlos, pues sabrá encontrar un equilibrio óptimo entre tus necesidades y las de los colaboradores.