x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Lider: Amanda Berenstein, CEO Mexico y Regional Client Leader LATAM de Weber Shandwick

Para Amanda las marcas están obligadas a entender un nuevo rol de liderazgo para enfrentar la esperada nueva normalidad.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Luego de la pandemia, entre los principales retos a los que nos enfrentamos fue lidiar con el profundo impacto de la pandemia global y nos hizo más humildes a nivel global. Lo familiar se volvió desconocido y los nuevos patrones se han convertido en normas. 

En este sentido, la pandemia intensificó una serie de temas que nosotros, en comunicaciones y marketing, ya estábamos examinando: El impacto de los medios en nuestras vidas y su poder potencial – constructivo y destructivo – incluyendo dilemas éticos relacionados con las plataformas de redes sociales; desinformación alimentada por algoritmos; realidades socialmente construidas versus fuentes tradicionalmente autorizadas; y el aumento de plataformas de redes privadas para movilizar comunidades de ideas afines.

Con la llegada de la nueva normalidad, el mayor desafío fue respetar y cuidar la salud del equipo y empatarla con la exigencias del trabajo.

De esta manera decidimos poner a las personas en el centro y nos enfrentamos con la noción de que toda empresa se había convertido de alguna forma en una empresa de salud y estábamos lidiando con temas nuevos como: salud mental, salud física, cuidadores de adultos mayores, y educadores de niños chicos. Conocimos a nuestro equipo desde otro ángulo

Sin embargo, en medio perdidas también se encendieron poderosas fuerzas positivas: la velocidad y la innovación en materia de salud, nuevas prácticas en el lugar de trabajo, aceleración digital en casi todos los ámbitos, una mirada urgente e inquebrantable a las desigualdades sociales y un mandato urgente para que empresas impulsen soluciones sociales.

Es por eso que creo que en medio de esta nueva normalidad las marcas tienen dos roles clave y fundamentales.

Por u lado, tendrían que asumir un nuevo llamado al liderazgo con propósito, lo que de manera natural llevará a las marcas a adoptar un papel en el que tienen que descubrir cómo pueden ayudar a construir nuevas formas para que los consumidores se enfrenten a y reconecten.  Deben entender los nuevos rituales que surgieron en esta pandemia y jugar un rol significativo en la vida de las personas.

Es justo en este escenario, en donde encuentro la pasión de mi profesión: la posibilidad ser “creactivista” y utilizar a fuerza de la creatividad y la comunicación para impulsar y avanzar la agenda social y ayudar a las empresas a que formen parte de la solución a los grandes problemas globales.

Por último, considero que las tendencias a las que se enfrentará el marketing durante este 2021 sería entender lo que ahora significa para el consumidor vivir, lo que de manera natural traerá nuevos “rituales” para satisfacer las necesidades en donde la tecnología jugará un rol fundamental.

Otros artículos exclusivos para suscriptores