La pelea por los dispositivos plegables es una realidad dentro del segmento de telefonía móvil y ahora Lego parece haberse sumado a la batalla que ahora mismo disputan Samsung y Huawei, esperando a que Apple llegue muy pronto.

Con un toque de sátira, la marca danesa de bloque de construcción publicó desde su cuenta oficial de Twitter un anunció en el que de manera particular se ríe de la manera en la que se comercializan los nuevos productos tecnológicos. Se trata de un anuncio simulado con apariencia similar a la que se observa en los post utilizados por las grandes firmas tecnológicas para promocionar sus smartphones.

En la publicación se puede leer “una impresionante pantalla de cubierta de 5 pulgadas se despliega en un libro de cuentos emergente de 11 pulgadas. Para un juego creativo sin fin que nunca se queda sin batería”. Así se promociona lo que la misma marca ha denominado como Lego Fold.

La ejecución es un claro guiño a la conversación que se desató luego de que Samsung y Huawei presentarán sus smartphones plegables, mismos que saldrán al mercado con precios de mil 980 y 2 mil 600 dólares, respectivamente.

La capacidad de leer el contexto

El mensaje fue bien recibido por los usuarios. Hasta el momento, la publicación suma 821 retweets, 3 mil 121 likes y cerca de 100 comentarios. Sin embargo, lo verdaderamente relevante de esta acción es la capacidad de Lego para leer el contexto y adaptar tanto su producto como su comunicación al momento.

Lo que la firma ha querido vender como Lego Fold, en realidad es un producto que nació hace algunos meses bajo el nombre Pop-Up Book, mismo que con un precio de 69.99 dólares ofrece al consumidor 859 piezas para construir escenas de dos cuentos clásicos: Caperucita Roja y Jack y las Habichuelas Mágicas.

La lectura del contexto más allá de lo evidente es lo que da un acierto a Lego en esta acción. En este sentido, se prevé que los esfuerzos de comunicación y mercadotecnia que se relacionan con el contexto de las audiencias meta son 63 por ciento más eficaces que aquellos que no toman en cuenta este elemento, de acuerdo con un reciente estudio firmado por Zefr.