¿Lección de liderazgo o tiro al pie? Elon Musk no cobrará un solo dólar si Tesla no cumple con sus metas

Elon Musk Tesla-marketing
Imagen: Bigstock

Conocido por ser uno de los emprendedores e innovadores más exitosos en el mundo de los negocios, Elon Musk es de las figuras de mayor influencia a nivel global, sus palabras o acciones suelen ser tomadas muy en serio.

Lo trascendido este martes seguramente volverá a hacer eco no sólo en el ámbito empresarial, sino en muchos otros niveles de negocios y sociales. Lo anterior, debido a que se dio a conocer que el presidente ejecutivo de Tesla sólo obtendrá algún beneficio (o ganará dinero) si su empresa cumple con una serie de metas ambiciosas.

La compañía de Silicon Valley publicó un documento en el que hace explícitos los términos de un nuevo plan de compensación por los próximos diez años para Elon Musk. En el informe se detalla que sólo se le pagara si Tesla y todos sus accionistas obtienen un rendimiento extraordinario.

“Elon no recibirá ninguna compensación garantizada de ningún tipo (salario, bonos en efectivo y sin patrimonio) al paso del tiempo. En cambio, la única compensación de Elon será una recompensa de rendimiento en riesgo del 100 por ciento, lo que garantiza que se le compensará sólo si Tesla y todos sus accionistas obtienen un rendimiento extraordinario. Debido a que todos los empleados de Tesla reciben equidad, esto también significa que la compensación de Elon está ligada al éxito de todos en Tesla” señala la empresa en el documento publicado.

De tal forma, Musk divide sus metas para lograr la compensación en diversos objetivos, entre ellos es que la firma automotriz alcance los 100 millones de capitalización y, así subir de manera periódica 50 mil millones adicionales hasta alcanzar los 650 mil millones de valor de capitalización.

Un objetivo que también resalta, es el relacionado con la evolución operativa de Tesla, es decir, que crezca en facturación y obtenga un beneficio bruto de explotación (Ebitda) ajustado en incremento durante esos diez años.

De lograr el 100 por ciento de los objetivos, Musk recibiría 1.69 millones en acciones de la compañía (alrededor del 1 por ciento del total).

El acuerdo es un arma de dos filos. Sin duda, como una lección de liderazgo, el argumento de que “todos los empleados de Tesla reciben equidad”, algo que es extensivo a su propio capitán da muestra del compromiso y confianza que tiene Musk en la compañía y en el equipo de trabajo que la conforman.

El CEO de Tesla es un líder nato, no necesita hacer declaraciones presuntuosas o adornadas con términos complejos, simplemente se dedica a expresar desde la propia experiencia y cómo aplica su filosofía en sus propios negocios.

Musk, se ha distinguido por operar sus compañías, Hyperloop, Tesla Inc, SpaceX, entre otras, de forma práctica, reduciendo al máximo sus costos y por capacitar a sus empleados. No está externo de decisiones críticas como hacer despidos masivos, pero la eficiencia de sus empresas lo respaldan.

Sin embargo, ha aceptado un reto muy grande, es cierto que confía en su compañía y, de lograr los 650 mil millones de valor de capitalización ubicaría a Tesla en el rango de las cinco empresas más valiosas de Estados Unidos -compitiendo con Apple, Alphabet (Google), Microsoft, Facebook y Amazon-.

Sin embargo tiene handicaps muy altos, el primero es que el valor de capitalización actual de Tesla es de aproximadamente 59 mil 290 millones de dólares, sin mencionar que la compañía ha enfrentado serias dificultades para cumplir con las fechas de entrega de sus vehículos, más ahora con el Model 3 y el Semi Truck y su alta demanda.

Al final, sabemos que Elon Musk no aceptaría un acuerdo de estas características si no tuviera la confianza y conocimiento de que se pueden alcanzar las metas. La clave y enseñanza será el ver cómo lo logra. Tenemos diez años para observarlo.