Quién diría que “La Liga de la Justicia” se terminaría convirtiendo, de nuevo, en un filme histórico el 20 de mayo. Ese día, Zack Snyder confirmó que HBO Max estrenará durante 2021 su versión de una película que se estrenó el 13 de noviembre de 2017, de la que se empezó a hablar una década antes y que se confirmara durante 2014. “La Liga de la Justicia”, desde ese entonces, se había hecho ya de un lugar en los libros de historia.

Incluso antes de la llegada, expansión y consolidación del Universo Cinematográfico Marvel, entre los fanáticos de los cómics y, en especial, de los súper héroes, un gran deseo estaba en ver juntos a sus personajes más famosos. Y hay que decirlo, hace no tanto, esos personajes eran Superman, Batman, Mujer Maravilla, Aquaman y Linterna Verde.

Eso ha cambiado y hoy en día personajes como Iron-Man y Capitán América han adquirido tanta o mayor relevancia. Aún así, la expectativa era mucha. Para los fanáticos, implicaba ver ese deseo vuelto realidad, ver la ficción “cobrar vida”. Para Warner Bros. el inicio, a su estilo, de una franquicia o un universo cinematográfico. Sin embargo, los resultados fueron otros.

“La Liga de la Justica” costó 300 millones de dólares y recaudó 650. Un vistazo rápido indicaría que duplicó su costo. Mentiría. Los costos de marketing nunca están incluidos en el presupuesto y aunque tampoco son revelados por los estudios es fácil imaginar que al menos fueron de 200 millones de dólares.

Es decir, si al estudio le fue bien, apenas y recuperó su inversión. Por poner una comparación, “Avengers”, el primer filme que reunión a los héroes de Marvel, costó 220 millones y recaudó billón y medio de dólares. En su momento, la estrategia de Marvel fue, primero presentar a los súper héroes para luego unirlos en una cinta de equipo. Warner Bros. buscaba hacer lo opuesto, luego de “Batman vs. Superman”, que tampoco resultó el gran éxito que se esperaba (873 millones de dólares de un presupuesto aproximado de 275), presentar al equipo para luego darle a cada personaje su propia película y expandir de ahí su universo.

Los planes cambiaron. Sólo continuaron, con filmes en solitario, “Aquaman”, que ya estaba en producción, y “Mujer Maravilla”, que se estrenó meses antes y cuya secuela ya sólo espera estrenarse este año.

La existencia de “Zack Snyder’s Justice League” es una anomalía para la industria del cine. Por un lado, implica indirectamente el reconocimiento de que la versión estrenada, que concluyó Joss Whedon, luego de que Zack Snyder, director de “Batman vs. Superman” y “El hombre de acero”, tuviera que dejar la silla por cuestiones personales (el suicidio de su hija).

Por otro, la aceptación de que sí existe suficiente material que no se utilizó y que cuenta “otra historia” distinta de la que se vio y, más aún, una victoria por parte de los fanáticos que estuvieron insistiendo durante casi tres años para ver la versión original, la que esperaban y de la que inicialmente se les había hablado.

Los detalles que se conocen de “Zack Snyder’s Justice League” todavía son pocos. No existe una fecha específica de estreno. Tendrá un costo adicional de entre 20 y 30 millones de dólares que permitirán completar efectos especiales, banda sonora y la nueva edición. La nueva duración será de aproximadamente cuatro horas que podrían dar por resultado una película muy larga o una miniserie de máximo seis capítulos.

También se han escuchado rumores de que se grabará en cierta capacidad pietaje nuevo, por ejemplo, para resolver el bigote fantasma de Henry Cavill, quien no podía rasurarse pues estaba a media filmación de “Misión imposible: Repercusión”, ocasionando que tuviera que ser desaparecido en postproducción. Importante es decir que se estrenará en HBO Max y, al menos hasta el momento, no en salas, lo cual explica también, en parte su existencia, es una estrategia para impulsar dicha plataforma.

La versión de Zack Snyder de “La Liga de la Justicia”, aunada a los resultados de los filmes post “Liga de la Justicia” (“Aquaman”, “Shazam!”, “Joker”, “Aves de Presa”) en un escenario que se ha denominado como “multiverso” y que permite la existencia de varias versiones del mismo personaje como sucede en la animada “Spider-Man: un nuevo universo”, podría significar un replanteamiento de aquello que Warner Bros. desechó antes los resultados iniciales.

El estudio ha dicho que no será así, pero lo cierto es que eso no se sabrá hasta que se vea la reacción final, sobre todo, por parte del público de esta nueva versión. Quién lo diría, pero el triunfo de los fanáticos y de Snyder, quien ideo y negocio este regreso, en gran medida podría significar fuera de la pantalla, lo que los Avengers hicieron después del chasquido de Thanos.

Contenido relacionado:

¿Será Christopher Nolan capaz de regresar a la gente a los cines?

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299