• De acuerdo con Statista, la mayor ganancia de Amazon proviene de sus ventas en línea

  • Su segundo mayor segmento de ingresos son precisamente servicios a socios de retail

  • No muy por detrás está su plataforma de cloud computing, AWS

No es extraño que las empresas en el círculo de las Big Tech busquen una diversificación de su negocio. Amazon, reconocida como una gigante retail, es también una líder en el mercado del cloud computing. Por su parte Apple, a pesar que sus ingresos se generan principalmente en dispositivos tecnológicos, invierte cada vez más en servicios. También se puede ver el caso de Facebook con aparatos como los Portal y Google con sus ambiciones de taxis autónomos.

Todas estas iniciativas no son del todo inesperadas. La diversificación es una gran estrategia de negocio tanto en tecnología como en retail y servicios. Como apunta Finance Management, ayuda a reducir el riesgo que enfrentan las marcas. Chron reafirma que, simplemente, es una gran manera de incrementar los ingresos de los negocios. Por su parte, Santander apunta que también es una excelente manera de cumplir con necesidades y exigencias de la población.

Si bien la diversificación tiene sus ventajas, no deja de ser una estrategia que puede hacer que las marcas pierdan el foco de sus negocios principales. Al tener cada vez más unidades de negocio, cada una con diferentes niveles de éxito y requisitos de atención, es fácil que se termine por dejar de lado ciertos segmentos. Tal parece ser el caso de Amazon, que ahora se parece enfrentar a una difícil decisión entre el mercado retail y otro importante negocio.

Una nueva propuesta de Jeff Bezos

De acuerdo con Bloomberg, Amazon acaba de lanzar un nuevo servicio para aquellos aliados comerciales que utilizan su plataforma para mover productos. La iniciativa en cuestión se llama Store and Replenishment y está enfocada en reducir la presión que hay sobre sus almacenes principales. Actualmente, la gigante retail cobra una prima considerable a sus socios si quieren tener productos directo en sus zonas de distribución. Sin embargo, lo anterior genera retos.


Notas relacionadas


Específicamente, molesta a los socios tener que pagar tanto dinero por productos que tal vez no se vendan. Asimismo, hace más difícil el reabastecimiento de bienes populares, que a la vez puede arriesgar la promesa de entrega en 24 horas de la compañía. Este servicio permitirá a las empresas guardar productos cerca de las bodegas principales, a un precio menor, para poder agilizar la operación. El servicio empezará a probarse en California y podría extenderse.

Retail vs distribución

Como ya se dijo, la diversificación no es un fenómeno único de la gigante retail. Roku hace unas semanas completó la compra de la compañía Dataxu, con el objetivo de incrementar su potencia dentro de la publicidad programática en TV conectada. Alibaba y Salesforce firmaron una alianza hace unos meses para ayudarse mutuamente a crecer en cloud computing y CRM en Estados Unidos y Asia respectivamente. Incluso Apple quiere crecer en publicidad digital.

Pero lo que más llama la atención del lanzamiento de Amazon es el aparente enfoque de la empresa lejos de retail. Específicamente, su aparente concentración en la industria de la logística y distribución. Ya desde hace mucho que Jeff Bezos incrementó su apuesta por una cadena de entregas más sólida, que incluso la hizo pelearse con FedEx. Eso sin contar su enorme gasto en una flotilla de conductores para controlar personalmente la última milla.

¿Será que la gigante retail podría dejar de centrarse en ventas directo a los consumidores con su ejército de marcas propias y mejor enfocarse a prestar servicios a otros negocios? Tal vez. Ciertamente es un negocio atractivo, considerando cómo Amazon se ha convertido en el sitio más importante del segmento ecommerce. Al mismo tiempo, sería poco aconsejable alejarse del muy lucrativo mercado del d-to-c. Habrá que observar qué hace la marca en el futuro.

loading...