¿Las PyMEs están promoviendo vidas “más verdes y saludables”?

  • Lograr la sostenibilidad en los lugares de trabajo parece ser algo complicado, pero cada vez más empresas se preocupan al respecto. 

  • 49 por ciento de PyMEs piensa que los procesos de conciencia ecológica tendrán más peso empresarial a futuro.

  • Lee: Oportunidades de la Gig Economy en trabajadores

Actualmente, hay una idea generalizada: “volverse ecológico” es algo bueno. Este pensamiento es más compartido por las nuevas generaciones y la replica viene en el sector laboral, con las PyMEs como punta de lanza.

Vivir de manera sostenible es un problema cada vez más importante que debe resolverse. Si bien todos parecen abiertos y felices a discutir y debatir sobre cómo deben ayudar a mejorar las condiciones del medio ambiente. De forma personal y privada, lograr la sostenibilidad en los lugares de trabajo parece ser algo complicado.

La razón es clara: al abrirle la puerta a pequeñas y medianas empresas, ofrecer igualdad de oportunidades laborales que de otra manera podrían ser considerados como “no calificados” y el creciente desempleo en ambientes reconocidos o empresas cada vez más solicitadas, el auge que tiene podría no resultar sorprendente.

La pregunta es: ¿Por qué las PyMEs no cumplen sus promesas de ofrecer iniciativas más ecológicas en el trabajo?

De acuerdo con una investigación de CitySprint, las PyMEs tienen un pensamiento cuando se trata de lograr objetivos de sostenibilidad en el trabajo. Los resultados indican que no practican lo que predican.

Si bien el 90 por ciento piensa que la sostenibilidad es un aspecto importante para realizar negocios, más de la mitad de ellas no invierten en ningún objetivo de sostenibilidad. En la actualidad, parece no ser un factor de importancia.

Sin embargo, la contradicción existe. Ya que el 49 por ciento de PyMEs piensa que los procesos de conciencia ecológica tendrán aún más peso en la vida empresarial a futuro.

A pesar de la situación en la que se encuentra el mundo de lo negocios en la actualidad, muchos sectores empresariales buscan obtener auge hacia el futuro. A pesar de las incertidumbres, ven en sus modelos de negocio parte del crecimiento que formará a la industria en los próximos años.

¿Cuál es la razón de la contradicción?

La misma investigación revela que más de la mitad de las PyMEs dijeron que el gobierno no está haciendo lo suficiente para impulsar las iniciativas sostenibles. Esa es una razón por la que no logran ganar fuerza en pequeñas y medianas empresas.

¿Las PyMEs pueden mantenerse ecológicas?

Aunque una pequeña y mediana empresa tiene otro tipo de relación con el ambiente, ya que intentan reducir de manera proactiva las emisiones tóxicas, deben de seguir un plan específico.

Las conclusiones del panorama revelan que la mayor parte de PyMes sigue este prototipo:

  • Reducción y reciclaje de residuos – 57 por ciento.
  • Suministros de oficina sostenibles y ecológicos – 46 por ciento.
  • Materiales sostenibles para productos – 39 por ciento.
  • Recursos energéticos renovables – 30 por ciento.
  • Uso de vehículos de bajas emisiones – 30 por ciento.

Parece que hay un enfoque de “todo o nada”, que perdura cuando se trata de negocios y la probabilidad de que pongan en práctica sus objetivos de sostenibilidad.

Las PyMEs se sienten desinformadas sobre proyectos y “financiación verde”

En general, los hallazgos muestran que pequeñas y empresas emergentes no se sienten lo suficientemente seguras como para perseguir agendas más verdes. A pesar de seguir una tendencia, sienten que el gobierno debe trabajar más en este apartado. Tienen un poco más de responsabilidad en el grado en que actúan las personas.

Una de las mayores barreras que impiden que las empresas adoptar procesos sostenibles es la falta de fondos y la infraestructura para apoyarlos. De hecho, la mitad de las PyMEs creen que hay una escasez de fondos.

Además, 51 por ciento de ellas menciona la falta de información sobre fondos y los métodos. Estos se podrían implementar para convertirse en compañías ecológicas hasta el momento.

Si bien es comprensible que las PYMES tengan poco tiempo y dinero, implementar iniciativas más ecológicas requiere una estrategia. Mientras sea realista en torno a la problemática también es un excelente estrategia de relaciones públicas de marca. Lo que, en última instancia, podría aumentar las ventas y el interés sobre un negocio.

Estrategia

Una estrategia de objetivos ecológicos realista se puede utilizar para atraer a más clientes con mentalidad ecológica. Como una especie de insignia, que sea parte de lo valores de marca y la misión de la empresa.

El cambio no tiene que ser extenso o costoso. Incluso la modificación mínima en torno a ese giro se puede usar para amplificarse de múltiples maneras. La demanda de proveedores ecológicos es mucho mayor, la cual existe en una variedad en términos de opciones de costo.

Gastar para que ciertos aspectos operativos de su negocio sean más ecológicos no es un desperdicio de dinero comercialmente. Crear campañas de relaciones públicas ganadoras sobre la vuelta verde de una empresa puede tener éxito.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299