Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Las OSC y el significado de sobrevivir desde la adversidad

“No hay nadie menos afortunado que el hombre a quien la adversidad olvida, pues no tiene oportunidad de ponerse a prueba” Seneca.

¡Y aquí va un subtítulo provocador! ¿Qué pueden aprender las empresas de las organizaciones sin fines de lucro?

  • Importante referencia al liderazgo administrativo de las OSC.
  • Ágil estrategia y eficacia de los consejos directivos en las OSC.
  • Relevante motivación y productividad de voluntarios y colaboradores de tiempo completo en las OSC.

Referencias

En la crónica del génesis de las OSC concurren múltiples historias y teorías acerca de su surgimiento en México; varios investigadores coinciden en que el proceso de nacimiento y consolidación de la sociedad civil contemporánea es paralelo a la propia transición democrática, la cual fue marcada por ciertos momentos clave, tales como la represión estudiantil de 1968, la respuesta al terremoto de 1985 y el levantamiento del EZLN en 1994; sin embargo hay información por parte de la organización norteamericana Appleseed acerca del origen de la sociedad civil organizada en México, exponiendo en sus comunicados que ésta ha tenido un largo proceso de desarrollo, el cual según ellos, se puede dividir en tres etapas que datan desde el periodo de 1850 a 1919; se encontrará detalle en este vínculo de su página en internet.

Escribir o hablar acerca de las OSC es como tratar de definir con precisión el concepto de vida. Éste es espinoso de definir, ya que dependiendo de la disciplina en la que nos situemos serán obtenidas diversas respuestas que pueden resultar hasta antagónicas entre sí; así surgen decenas de preguntas y respuestas referentes a las OSC, desde la necesidad de su existencia, que algunos llaman necedad, hasta entender las razones de la motivación de participación sin recibir remuneración por parte de sus voluntarios, mismos que llegan hasta hacer aportaciones y reclutar con pasión a éstos y a los asociados a sus causas, y por supuesto de la incomprensible forma de subsistir en su operación y administración, en una palabra, de su supervivencia, sin saber que hoy día las OSC, podrían dar cátedra a muchas empresas de lo que significa sobrevivir desde la adversidad.

El contexto de las OSC en México

“México se ubica en niveles bajos de densidad asociativa; hay 33 organizaciones por cada 100,000 habitantes, en Estados Unidos 670, Chile, 670, Argentina 270 y Brasil 170. No obstante, las OSC en México son un importante entramado que agrupa según cifras del Directorio de Instituciones Filantrópicas del Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi), más de 45,000 asociaciones”.
A manera de ilustración presentamos la siguiente imagen que hace referencia a la clasificación de las OSC en México, esto conforme a los parámetros definidos en las publicaciones del CEMEFI y respaldados por el marco legal existente en México.

Raíz del título provocador.

Para el que desconoce la actividad que despliegan las organizaciones de la sociedad civil (OSC), el título del artículo “What business can learn from nonprofit” (¿Qué pueden aprender las empresas de las organizaciones sin fines de lucro?) podría parecer risible y hasta despreciable, principalmente a ojos de algunos dirigentes y ejecutivos. Sin embargo, cuando “corremos la cortina” y hacemos ver que dicho título fue el que encabezó la portada de la revista “Harvard Business Reviewen su edición Julio–Agosto de 1989 y que el autor es Peter F. Drucker (1909–2005), posiblemente cambien las expresiones o cuando menos se ponga atención y tiempo a la lectura de esta colaboración en dónde apuntamos y reflexionamos acerca del artículo referido a las OSC por parte del maestro del management.

En realidad los empresarios y sus directivos juzgan que la gestión de una OSC se asimila más a la actividad de pedir dinero en la puerta de una iglesia que al arduo y exigente maestría de dirigir una OSC (esto principalmente si se trata de una fundación o de una agrupación profesional, no así con las cámaras y las propias agrupaciones o confederaciones empresariales, patronales); al respecto Peter Druker da un manotazo en la mesa y escribe: “Su arrogancia – refiriéndose a empresarios y directivos- les impide darse cuenta de que gestionar una organización no lucrativa es bastante más complicado que vender detergentes”.

En la introducción del artículo Peter Druker hace referencia a tres importantes conceptos organizacionales, mismos que están contemplados en su libro en el idioma inglés “Managing the nonprofit Organization”.

  1. Liderazgo administrativo de las OSC.
  2. Estrategia y eficacia de sus consejos directivos.
  3. Motivación y productividad de sus voluntarios y colaboradores de tiempo completo.

Las tres variables de Druker en las OSC.

Tres importantes variables, existen en las reflexiones de Druker las cuales exigen una administración y operación con eficiencia, eficacia y calidad que son los principios en una tarea suigéneris referida a la gestión dentro de las organizaciones no lucrativas lo que provoca que se encuentren con un manejo muy complejo por arriba de los desafíos que enfrentan las empresas lucrativas. En la siguiente imagen se destacan las tres:

Estas tres variables nos permitirán soportar la afirmación de Druker acerca de la administración, operatividad y productividad de las OSC, la primera será tratada en esta colaboración, las otras dos serán desglosadas en artículos posteriores.

Misión y sus requisitos

“En las OSC lo productivo puede ser un claro sentido de la misión y con base en ello centrarse en los resultados”.

Existe un desafío en las OSC, éste consiste en la recaudación de fondos, lo que se acentúa en estos tiempos de animadversión hacia su existencia por las declaraciones del ejecutivo federal, así como por las modificaciones fiscales generadas por el gobierno federal en México, limitando el apoyo que dan y podrían dar las personas físicas y morales provocando que dispongan de mucho menos recursos de los que necesitan.

Es importante señalar que las OSC no diseñan su estrategia en los presupuestos financieros, ni siquiera son el centro de sus programas tal como se establece en las empresas por parte de los ejecutivos corporativos; por lo anterior, la norma es la austeridad razonada basada en organización, liderazgo, responsabilidad y resultados.

En concreto, por contrario a la planificación corporativa fundada en la rentabilidad financiera, las OSC inician con los siguientes principios:

Cumplimiento de la misión y sus requisitos:

Esto se refiere a la importancia de centrarse en objetivos e implicaciones claras para el trabajo que realizan sus miembros, tanto en el personal de tiempo completo como en los voluntarios. Lo anterior exige una misión bien definida que sirva como recordatorio de la necesidad de mirar fuera de la organización no sólo en busca de donatarios, patrocinadores, voluntarios, etc., sino también en las medidas de su éxito.

Peter Druker nos lleva a reflexionar acerca de la necesidad de evitar la tentación de estar satisfechos con la “bondad de la causa”, sustituyendo las buenas intenciones en el lugar de los “resultados”, es por eso por lo que las OSC de éxito han aprendido a definir claramente qué acciones fuera de la organización generan “resultados” y centrarse en ellos.

Con una misión bien determinada se estimularán ideas creadoras y apoyará a otros a entender por qué es necesario aplicarlas por mucho que vayan en contra de la tradición, dicha misión permitirá a las OSC centrarse en la acción.

OSC centradas en la acción.

Como un ejemplo, Druker nos señala el objetivo centrado en la acción el cual emana de la misión: El Ejército de Salvación, su propósito fundamental es convertir a los rechazados de la sociedad (alcohólicos, delincuentes, abandonados) en ciudadanos.

Las organizaciones sin fines de lucro (OSC) abordan acciones a partir de su misión, de su propósito, no lo hacen como las empresas con fines de lucro que empiezan por lo interno con la organización, con los rendimientos económicos esperados. Estas reflexiones son sólo el inicio de lo que pueden aprender las empresas de las organizaciones sin fines de lucro.

Nota: En las siguientes colaboraciones trataremos acerca de el sistema de financiación y de los clientes (asociados, voluntarios, donatarios, etc.).

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados