Las familias cambian todos los días, a veces las marcas no…

Por Paco Santamaría y Anaí Aguilar
Correo:[email protected]
Twitter:@pacosantamaria
Correo:[email protected]
Twitter:@anaiaguilar

Paco X. Todos los días pasan cosas. La gente está en su rollo, en su estilo de vida. Trata de obtener lo que necesita, lucha y a veces lo obtiene, a veces no. El otro día fui a un evento y me presentaron a Pablo. Me saludó con la mano que le quedaba libre pues la otra la usaba para cargar a su bebé de casi un año. Todo el tiempo que hablé con él no dejó de atender a su hijo. Le daba la papilla, lo limpiaba y se ve que hacen un buen tandem. Cuando uno los ve, parecen cómplices. El bebé se amolda perfectamente a su regazo, tanto como si fuera el de su mamá. Es por eso que lo invité hoy aquí para que nos cuente cómo ha cambiado su vida y cómo la masculinidad y las familias tienen otro enfoque ya, ¿cómo ves Anaí?

Anaí Y. Bien, suena interesante. La familia siempre ha sido un tema muy complejo, sobre todo cuando hay cambios generacionales y por su significado dentro de la sociedad. Cuéntanos Pablo, ¿qué hay con las familias hoy en día? ¿Cómo se ha transformado el concepto?

Pablo. Hola Paco y Anaí, ¿quién hubiera dicho que yo me iba a encargar de cuidar al bebé mientras mi esposa se va a trabajar? Efectivamente, los roles de la sociedad han cambiado muchísimo y yo no me había dado cuenta de ello hasta que nuestro bebé llegó al mundo. Esta mañana no les había podido contestar de inmediato porque aunque mi esposa no se había ido todavía, estaba ayudando, cocinando y cargando…. Bueno, imagínense yo soy socio de una consultora dedicada a la Continuidad del Negocio. En estos momentos estamos esperando concretar varios proyectos, pero desde que nació Nicolás hemos estado en las mismas. Esto debido a factores como la situación económica actual y la falta de cultura de prevención del mexicano.

Mientras tanto, estoy trabajando desde casa las propuestas, he tenido el tiempo de dedicarme a cuidar a mi bebé, así como de nuestro hogar, tal como un amo de casa! jajaja… Cuando nació Nicolás, la gente me preguntaba que quién se iba a hacer cargo de él y yo les respondí que yo. El cambio de roles en la sociedad cada vez es más evidente, aunque mucha de la gente mayor a nosotros no lo haya percibido. Puedo asegurar que en las generaciones anteriores este fenómeno era prácticamente inexistente.

Anaí Y. Puedo asegurar lo mismo. El cambio de roles es una evolución del pensamiento de la sociedad que me impresiona. A veces lo veo como un complot del capitalismo; díganme si no este cambio fue un detonante para nuevas oportunidades de negocio y para alimentar el ciclo del consumismo. Sencillo, el mercado de las mujeres trabajando, no como mamás, y los hombres en casa apoyando al hogar, nunca había sido explotado; hoy ya es una realidad, hace 3 décadas era una tendencia. Quienes la observaron, la identificaron y la adoptaron ahora son millonarios.

Pablo. Exacto. Aún así, aunque estamos reconociendo la existencia del cambio de roles en la sociedad, de todos modos no es total y existe todavía gente que no entiende el gran esfuerzo que esto representa. Recuerdo muy bien cuando yo era chico y que mi mamá decía que su labor como ama de casa era tan importante como la de mi padre que proveía el dinero y sustento para la familia. Nosotros lo escuchábamos, mas no lo comprendíamos. Hoy yo ya lo comprendo.

Paco X. Sí cuéntanos, ¿cuándo vas al super qué compras? ¿por cuáles marcas te decides para tu familia?

Pablo. Los famosos baby showers te sumergen en un nuevo mercado, el cual no conocíamos en absoluto: pañales, ropa, juguetes, accesorios, etc. En cuanto nace el bebé es cuando los comienzas a usar y a darte cuenta realmente de lo que sirve, de lo que te gusta, de lo que le gusta y cae bien a la piel del bebé, en fin de muchos detalles que no tenías contemplados. Ahí ves la calidad y la funcionalidad real de las cosas.

Por ejemplo, yo investigué en la Internet quién es el productor de los pañales Huggies y Kleenbebé. El precio de ellos varía sustancialmente, sin embargo resulta que los fabrica la misma compañía. Cuando llegamos a necesitar un paquete nuevo de pañales de la primera etapa, de la cual ya no teníamos, se me hizo muy fácil comprar los económicos Kleenbebé. ¡Oh sorpresa! Funcionaron en cuanto a contención de líquidos, pero son ásperos y terminaron causando rozaduras en las piernas y abdomen de mi Nicolás. En ese momento decidimos que nunca más los usaríamos, por ahorrarte 20 o 30 pesos por paquete, no vale la pena.

Luego, en cuestión de cremas y shapoos compramos la marca francesa Medela, que si es mucho más cara que las Johnson’s pero su calidad es insuperable. En cuestión de papillas, yo trato de prepararlo en casa. Por ejemplo las verduras hay que cocerlas al vapor, lo cual resulta mucho mejor que hervirlas, porque la cantidad de agua que absorbe es mucho menor y resulta una papilla de una mejor calidad (estos tips los encontré en Internet). Cuando nos hemos encontrado en la necesidad de comprarlas, ahí si, tal vez por el poder de la marca pero no hemos comprado otra que Gerber.

Por otro lado, en una ocasión salimos de compras los 3, ya que Nicolás comenzaba a babear mucho y pensamos que sería buena idea conseguirle unas mordederas. Encontramos de varias formas, colores y precios. Compramos una económica ($20 pesos) y otra un tanto más cara ( $120 pesos). Resulta que al llegar a casa se me ocurrió meterlas al esterilizador de biberones para poder ofrecérselas a Nicolás y al final qué creen que pasó. ¡La económica se derritió en el proceso de desinfección! jajaja!!! Menos mal que no se rompió en la boca de mi bebé. Pues esto fue hace unos 4 meses y hasta el momento la famosa mordedera “cara”, ¡es su favorita!

Siempre dicen por ahí que uno como padre siempre quiere lo mejor para sus hijos. En lo personal, siempre que se trate de mi bebé, prefiero y preferiré invertir un poco más en un producto de alta calidad para cuestiones de alimentación, bienestar y salud.

Paco X. Pablo y Anaí, justo estoy leyendo un estudio de mercado que me acaba de enviar  Marianna Vargas de Kantar World Panel que se llama Men Revolution y habla justo de todo esto. Detectan 4 perfiles de los nuevos hombres:
*Men Power, el que va al súper y se compra lo que él quiere.
*Macho Men, que le pide a su compañera que le compre lo que él quiere.
*Women Dependant
*Lazy Men, que usa lo que hay en casa.

Así define Kantar World Panel los hábitos de consumo del nuevo hombre. Yo estoy entre Lazy Men y Women Dependant porque soy medio flojo y sumiso. ¿Qué opinan de esto ustedes?

Pablo. ¡Qué curioso que lo comentes, pues es algo que en casa pasa mucho! La mayoría de las veces voy al super yo solo, ahora me llevo a Nicolás, pero cuando vamos todos juntos, compramos lo que yo sé que falta o necesitamos en casa. Definitivamente me catalogaría en Men Power (aunque siempre pensando en la necesidad de mi esposa, sí, también soy mandilón).

Anaí Y. Es verdad, todo ha cambiado. Y es lo más normal de lo que parece. Ustedes los hombres han tenido que cambiar sus costumbres y sus modelos sociales, y es parte de una evolución necesaria… Pablo, dime ¿en qué consiste lo que compras para tu casa o tu hijo? ¿Cómo llevas todo el proceso de decisión de compra? (Recepción, evaluación, alternativas, características, compra, pos-compra ¿Cómo te llegan las marcas a ti? No creo que ahora los programas matutinos con dietas, recetas y chismes, funcionen….

Pablo. Coincido contigo Anaí, en cuestión de recetas de cocina, creo que nunca he preparado algo de lo que muestran en esos programas. Sin embargo la publicidad de las menciones dentro de los programas y los comerciales definitivamente influyen mucho a la hora de la compra. Yo soy muy analítico y comparo precios, cantidades, calidad, marcas conocidas vs. marcas nuevas y si quedé satisfecho después de usarlo, lo compro de nuevo. Claro que de todos modos vuelvo a comparar y analizar para tomar la nueva decisión. Entre los artículos que compro (de verdad es el super entero) van desde productos de limpieza y detergentes, comida enlatada, sopas de pasta, jamón, huevo, leche, carne, pollo, verduras, frutas y hasta artículos de higiene para mí y mi esposa.

Anaí Y. A mí lo que me hace ruido es ¿cómo le llegan estas marcas a un hombre? ¿Cómo te hablan? ¿Cómo llaman tu atención?

Pablo. Yo diría que a través de los bombardeos de anuncios y publicidad en televisión y en ocasiones los espectaculares de las calles. A mí en lo particular me llaman mucho la atención los slogans y al estar en el anaquel suenan en mi cabeza, que chistoso ¿no? Por ejemplo, ¿cuales chícharos compraré? Ah, si los de “La Costeña, por sabor”….

Anaí Y. Ja!! O sea que a pesar de todos los cambios, y nuevas formas de sociedad la misma mercadotecnia funciona. Paco, ¿pasa lo mismo contigo o sólo es un fenómeno que te adentras cuando tienes bebés?

Paco X . Me imagino que cuando tienes un hijo, realmente te cambia la vida. Eres y aún hombre diferente, yo sigo como Peter Pan de forever y me sigue gustanto la innovación en fondo y forma.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299