Las estrategias de las aerolíneas para compensar a los pasajeros en caso de vuelos demorados

Desde botellas de agua hasta el pago de estadías en hoteles, son algunas de las compensaciones que desatarán una competencia en el sector

SALA DE ABORDAR
Imagen de Bistock

Será a partir del ocho de noviembre cuando entren en vigor las compensaciones por demoras en vuelos por parte de las aerolíneas a los pasajeros, siempre y cuando sean imputables a las firmas aéreas, de acuerdo a la Ley de Aviación Civil. En un inició este apartado tendría validez a partir del primer día del penúltimo mes del año, sin embargo se aplazó a consecuencia del sismo del 19 de septiembre.

Previamente las diversas firmas del sector habían anunciado las estrategias con las que compensarían a los clientes en caso de que el vuelo presente demoras imputables a las mismas; en los primeros siete meses del año, el 60 por ciento de las demoras se atribuyeron a consecuencia de las empresas, 30 por ciento a factores del clima, al tiempo que el restante 10 por ciento se debió a contratiempos relacionados con los aeropuertos.

De esta forma, Aeroméxico hizo del conocimiento público que referente a demoras de menos de dos horas, entregará un cupón equivalente al cinco por ciento del precio del boleto; en los que respecta a un periodo de entre dos y cuatro horas, el cupón será del 7.5 por ciento del precio del ticket.

Por su parte, en el terreno de las aerolíneas de bajo costo, VivaAerobus refirió que otorgará un descuento del ocho por ciento en la compra del siguiente viaje en caso de que el retraso sea superior a las dos horas. En lo que refiere a demoras menores a 2.5 horas dará un vale por 100 pesos intercambiable por alimentos y bebidas; en caso de que sea superior al tiempo referido el vale será de 200 pesos y no dará alguna otra compensación si el vuelo demora más tiempo.

A su vez, Interjet brindará a sus pasajeros que tengan que esperar un lapso menor a las dos horas para abordar una botella de agua; sin embargo, si esto se prolonga a cuatro horas entregará un cupón con valor al precio total del boleto para un próximo vuelo.

En lo que respecta a Volaris, entregará un voucher de 50 pesos canjeable por alimentos o bebidas en demoras menores a dos horas, en caso de que el retraso se extienda a las cuatro horas, proporcionará un ticket con un 7.5 por ciento del costo del boleto o 250 pesos para adquirir un pasaje posterior con la empresa.

En todos los casos, los vouchers, tickets y cupones son aplicables únicamente con la empresa que los proporciona, además de que no se pueden cambiar por efectivo. Asimismo, debe recordarse que si el vuelo demora más de cuatro horas, el mismo será cancelado y en este apartado las firmas aéreas deberán reintegrar el precio total del pasaje así como un 25 por ciento adicional en un máximo de 10 días naturales.

Aun cuando se trata de una regulación en la que se prioriza al cliente por encima de las aerolíneas, esta penalización representa un área de oportunidad, ya que se desatará una competencia en la que las estrategias variarán con el objetivo de captar una mayor cantidad de pasajeros.

Además de lograr redimir una imagen que acompaña a las firmas del sector, las cuales parecían no comprender el grado de enojo de los consumidores al momento de que un vuelo se retrasaba; este valor agrado o bono de confianza puede ser un elemento clave al momento de buscar un vínculo entre las compañías y quienes viajan en ellas.

Incluso las empresas internacionales entran en este juego, ejemplo de ello es Air Canada, quien entregará un cupón por 300 pesos para comidas y bebidas en retrasos entre una y cuatro horas, además de llamadas telefónicas al momento de que el retraso supere los 61 minutos, además de hospedaje en demoras superiores a las cuatro horas.

Por su parte, SouthWest, ofrece al cliente hospedaje y en ciertos casos transporte terrestre del hotel al aeropuerto, cuando un viajero pierda un vuelo o conexión. A su vez, American Airlines, en caso de cancelación de viajes dará hospedaje en hoteles Holiday Inn, Hampton Inn y One Hotel, aunado a alimentos, bebidas y llamadas telefónicas.

loading...