La productividad y las cifras en ese sentido son clave en las empresas. Los colaboradores son elementos fundamentales para que las compañías cumplan sus objetivos y aún más, que los superen y lleguen a niveles insospechados por los propios directivos.

Para lograr destaca del montón como un gran negocio, es clave contar con el mejor talento en la industria en la que la firma se desempeña. Los departamentos especializados en recursos humanos han comprendido esto al paso de los años, han evolucionado de buscar justamente eso, recursos humanos, a la búsqueda de talento, lo que no es para nada lo mismo.

El talento es una característica propia de un profesional destacado cuyo procedimiento no puede ser igualado. Encontrar a estos elementos no es sencillo y mucho menos cuando algunos profesionales se concentran en mostrar lo mejor de sí por medio de prácticas que más que acciones se han vuelto costumbres en las oficinas, que rayan en tradiciones que antes se consideraban motivos de compensación en los empleos.

Con la evolución de las industrias, también las prácticas de los profesionales destacados han ido cambiando hasta descartar antiguas constantes que ahora resultan en epic fails en una carrera profesional.

Hacer lo que te corresponde

No se debe interpretar como una invitación a no hacer lo que el puesto te compromete, pero sí es una invitación a siempre hacer más. Muchos profesionales caen en el error de creer que si siempre hacen lo que se les pide un día los van a promover por eso, pero es un epic fail porque al no dar un plus no se les considerará y porque al final por esas actividades ya se les compensa con un sueldo.

Enfocarte en la antigüedad

La cultura laboral ha instado por años a los empleados a ser estables en sus empleos con el objetivo de que con los años se dé una promoción, pero en realidad puede resultar contraproducente, ya que con los años que pasas en una misma área te especializas en eso, pero también pierdes la oportunidad de salir de esa zona de confort y aprender más de otros sectores que al final pueden permitir tu crecimiento.

Trabajar y trabajar

Algunos profesionales creen que para crecer profesionalmente únicamente hay que concentrarse en trabajar duro y dar resultados, creen que ser el empleado más pacífico de la oficina es clave, pero la vida laboral es más complicada que eso y cometen un error. Las relaciones públicas son clave en este sentido, pues si das lo mejor de ti, pero nadie sabe que lo haces, no puedes esperar que se reconozca. Hacer notar tus aciertos es importante.

Buscar manejo de gente

Si bien es importante la capacidad de manejar un equipo, no es indispensable. Algunos profesionales cometen el epic fail de pensar cuando tengan a cargo a alguien habrán logrado el éxito, tal como se pensaba hace una década en muchas firmas. Sin embargo, muchos directores de grandes empresas jamás han buscado manejar un equipo, algunos conscientes de que no poseen esta habilidad y si bien la trabajan, demuestran que aún sin realizar esa función son valiosos y generan ganancias y resultados para las compañías, dejando esa área a otros miembros del equipo, lo que no los limita en éxito.

Simplemente quieres dinero

El valor de un profesional no se mide por el sueldo que le pagan en una compañía y muchos profesionales caen en ese error y se concentran en eso. El valor de un profesional incluye elementos intangibles que reditúan y el epic fail además es no conocer tu verdadero valor en el mercado laboral.

loading...