Las 4 P de una buena actitud que potencian tu branding personal

Un buen prospecto laboral no es quien cuenta con mayores aptitudes, a veces la actitud que proyectes y el cómo afrontas ciertas situaciones ayudarán a impulsar tu éxito, pero para ello, existen cuatro características que desenvolverán ese aspecto.

Hoy en día contar con los conocimientos y habilidades para aplicar en el puesto laboral que deseamos no es suficiente, pues ahora lo que más importa es contar con una buena actitud que contribuya en tu crecimiento profesional y al mismo tiempo se potencie tu personal branding y la obtención de mejores resultados.

Si bien es cierto que hay días que cuesta trabajo mantener una buena actitud, ya sea porque no te están saliendo las cosas como deseas o tu jefe está de mal humor, está en ti cómo vas a afrontar esa situación, si te dejas llevar por la negatividad es posible que tu día sea mucho peor o puedes mejorarlo con la actitud correcta.

En palabras de John C. Maxwell, autor de sesenta libros sobre liderazgo, “la actitud es tan importante que determina tu altitud (o tu lugar en la cima). Es algo que se percibe a través de los comportamientos y las diversas reacciones de las personas ante la misma situación.”

Por este motivo es importante trabajar transmitir una buena actitud. A continuación te presento las 4 P’s que te ayudarán a potenciar tu personal branding y lograr una actitud favorable:

1. Productividad: enfócate en resultados, márcate objetivos diarios, eso hará que te enfoques en tus tareas y no te distraigas fácilmente.

2. Proactividad: toma la iniciativa para hacer frente a las situaciones que se presenten en tu trabajo, así podrás realizar mejoras en tu desempeño y obtener óptimos resultados.

3. Practicidad: busca la sencillez al realizar tus tareas, eso te ahorrará tiempo y podrás controlar mejor las situaciones.

.4 Positividad: fíjate más en las oportunidades que en las complicaciones, si te concentras en las cosas buenas, podrás adaptarte mejor a las diversas situaciones que se te presenten en el día a día.

Cabe destacar que las personas prefieren trabajar con aquellos que transmiten energía positiva a través de su actitud. Si proyectas una actitud favorable, te ayudará a posicionarte como un buen líder y emprender el éxito, por ello es importante que trabajes en desarrollar las cuatro características antes mencionadas.