Las 4 historias más extrañas detrás de los logos de las marcas

Adidas Logo
Imagen de Bigstock

El logotipo de una compañía es determinante en la imagen que proyecta a los consumidores y por ende en su éxito, por ello se invierten millones de dólares en sus creaciones. Se trata de un elemento gráfico que el profesional del marketing no debe generalizar cuando ve la imagen gráfica de una marca, ya que existen diferencias entre este, isotipo, imagotipo e isologo, pero en general se le puede denominar logo.

Esta parte tan importante para las marcas concentra una gran historia detrás, pues se trata de parte fundamental de su identidad, algunas cuentan una extraña versión de cómo llegaron a él.

Adidas

Es el ejemplo más reciente de una extraña historia detrás de su logo, pues el Tribunal General de la Unión Europea dijo que la marca no había demostrado que sus tres líneas paralelas “estuvieran lo suficientemente clara en la mente de los consumidores europeos”. Es decir, no sirven automáticamente para distinguir el producto como perteneciente a la empresa alemana, por lo tanto la Justicia de la Unión Europea no le permitirá a Adidas (ni a ninguna otra) registrar tres franjas una al lado de la otra.

Durante años el único símbolo asociado con la marca fue el trébol (flor) de tres hojas que simbolizan el espíritu olímpico, vinculado a las tres placas continentales, pero ahora lo designaron a su división Adidas Originals. En 1996, la tres rayas de la marca se convirtieron en el logotipo de la empresa en el mundo.

Apple

En sus inicios fuer relacionado con cuestiones religiosas. El primero fue una manzana bajo un árbol, pero para Regis McKenna se trataba de algo tan complicado que añadió una “mordida” para simbolizar el concepto de seducción de los clientes y el mercado en general. La versión en blanco y negro añadió posteriormente un arco iris como una referencia a la historia bíblica de Adán y Eva y finalmente nos quedamos con la versión actual.

Audi

Aunque se trata de una marca automotriz, lo extraño es que el diseño del logo está basado en la idea de las Olimpiadas, con la fusión de los cuatro anillos, que también simbolizan la estrecha unión de Audi, DKW, Horch y Wanderer.

Coca-Cola

La refresquera adjudica el diseñó de su logo a Frank Mason Robinson en el año 1885. La historia dicta que simplemente se basaron en la tipografía Spencerian en cursiva porque era la forma predominante de escritura adoptada por los contables estadounidenses en ese momento, pero les funcionó.