Las 10 marcas de refrescos y bebidas no alcohólicas más valoradas

Son muchos factores los que influyen en la elección de las marcas por parte del consumidor. Además, las respuestas que tiene una persona frente a los productos de una firma, son fundamentales para poder hacer acciones en los que las empresas tratarán de obtener mayores recompensas.

Las personas están influenciadas por diferentes acciones, expresiones y sensaciones, algunas de los cuales los propietarios de los productos pueden controlar, como el rango en el que decidan establecer una conducta de marca, en las campañas publicitarias, o la forma en la que pueden establecer acciones con los productos que ofrecen al público.

Otros factores en donde se tiene menor control, como la reputación y las actitudes que tome el consumidor, con respecto a las acciones publicitarias que hagan, generan un problema de intervención que, si no se controla, puede derivar en una crisis de marca importante hacia la categoría y el mercado en el que se desarrollan. No obstante, todas las marcas enfrentan estos desafíos y mientras se tenga un plan definido, se puede evitar una catástrofe.

Por ejemplo, la marca PepsiCo es la más adecuada para manejar este entorno competitivo, debido a la historia publicitaria que tiene, ya que se presenta como marca desafiante. Por lo tanto, tienen una cartera de promociones más equilibrada y está en numerosas categorías a gran escala.

De acuerdo con el Kantar Millwar – BZ Global Report, por primera vez, las bebidas lácteas alternativas, de sabor, y otras opciones aumentaron en popularidad. Sinembargo, se demuestra que los refrescos de cola siguen dominado la categoría de bebidas en mayor volumen, a pesar su constante disminución.

El segmento de las sodas de dieta fue especialmente más impactaante, lo que demuestra una precaución del consumidor sobre los ingredientes de los productos que ingiere, además de tener más conciencia sobre el impacto del refresco en su rutina alimenticia, particularmente entre los millennials, que querían bebidas con menos ingredientes, pero con más beneficios para la salud.

Las bebidas energéticas tuvieron un buen rendimiento. Se presenta la variable con Redbull, el cual subió un 15 por ciento en valor, después de tener una ganancia de apenas 1 por ciento hasta hace algunos años. Las marcas Nescafé y Nespresso subieron modestamente en valor, situación que los consumidores replicaron, también, con marcas de té, como Lipton.

Las principales marcas de refrescos han adquirido o desarrollado un deficit más saludable. De la misma manera, algunas bebidas hacen cambios agregados a sus empaques y comerciales publicitarios, ya que el objetivo es construir (o reconstruir) una conexión emocional para identificar el perfil de los consumidores y saber con mayor precisión la manera de aumentar en el consumo.