• Entre los aliados de la iniciativa se cuentan AT&T, Dell, Microsoft, ADO, Deloitte y Uber

  • Los tres pilares del proyecto son: Integrar transporte, Mejorar la movilidad y Proteger a las personas

  • De acuerdo con la Asamblea Legislativa de la CDMX, el uso del auto privado crece a 5.3 por ciento anual promedio

A escala internacional, la Ciudad de México (CDMX) es legendaria por sus problemas de tráfico. Para los dueños de automóviles particulares, la sobrepoblación vehicular provoca la congestión más severa de todo el mundo. Ni siquiera las personas que utilizan el transporte público se libran de largos tiempos de trayecto, de los más altos en toda América Latina. Así pues, la movilidad es un reto constante para autoridades, compañías y habitantes de la capital.

Para solucionar el problema de la movilidad, se ha traído el City:One Challenge a la CDMX. El proyecto, impulsado por Ford, el gobierno capitalino y varias tecnológicas, firmas de investigación y empresas de transporte, es el primero de su tipo. En un comunicado, la automotriz afirmó que es la primera vez que se aplica a una ciudad fuera de Estados Unidos. A lo largo de ocho meses, se recibirán ideas y problemas de la comunidad a través del sitio web.

De acuerdo con Ford, se busca “mejorar la calidad de vida, reducir desigualdades sociales, así como incrementar la productividad”. Todos estos objetivos se quieren conseguir al crear un sistema de transporte integrado, que permita mejorar la movilidad en la CDMX. Y más importante aún, que proteja las condiciones de traslado de las personas más vulnerables. Los proyectos finalistas recibirían 100 mil dólares y la oportunidad de aplicar su solución piloto.

Tráfico de la CDMX: una oportunidad de negocio

Las condiciones de tráfico de la CDMX también han provocado que otras marcas se involucren en el problema. En 2017, Google añadió la función en Maps de estimar la mejor hora de salida para evitar la congestión vial. Para otras compañías, estas condiciones de circulación son una gran oportunidad de negocio. En 2016, Uber colocó anuncios con drones en zonas conflictivas del país. Y recientemente Burger King empezó a entregar hamburguesas a los carros parados.

City:One Challenge CDMX es una oportunidad para impulsar la marca de la automotriz. Jeff Jones, vicepresidente de Ford City Solutions, reafirmó que conocer los retos de los habitantes de la capital les permitirá entender las necesidades únicas de los habitantes. Y así, “empezar a resolver problemas más grandes que afectan a la ciudad entera, creando soluciones para todos”. Al final, el proyecto fortalecerá sus ambiciones de responsabilidad social corporativa.

Al mismo tiempo, le permitirá recolectar mucha información sobre los hábitos de movilidad en la CDMX. Ford y sus aliados, incluyendo el gobierno local, alientan al público experiencias e ideas sobre cómo superan día con día la congestión vial local. Estos datos, a largo plazo, pueden utilizarse no solo para impulsar un proyecto que mejore las condiciones de tráfico. También podrían servir para desarrollar productos y servicios adicionales para el público.