Uno de los factores que impactan en la eficiencia y efectividad de una empresa es el gasto que se destina a insumos y materiales para la operación cotidiana del negocio; destinar demasiado presupuesto a estos enseres podría poner en riesgo la rentabilidad de una pequeña o mediana empresa.

En mercados como el de Estados Unidos, por ejemplo, las oficinas más pequeñas con hasta cuatro empleados gastan más de mil 800 dólares por empleado en suministros de oficina, mientras que una empresa mediana con unos 40 empleados gasta cerca de mil 069 dólares por trabajador, de acuerdo con datos de GrowMap.com

Por ello, adquirir productos y artículos que garanticen un equilibrio entre calidad y precio es fundamental.

Como una forma de responder a las necesidades de los negocios y empresas, Epson anunció el crecimiento de su línea de equipos en México con dos modelos de impresoras; la inalámbrica WorkForce M5299 y el multifuncional WorkForce M5799.

Se trata de equipos de impresión monocromáticos de inyección de tinta que están dirigidos a grupos de trabajo de oficinas que requieran imprimir grandes cantidades de trabajos en negro.

Al respecto, Oscar Pérez, gerente senior de producto de Impresoras Empresariales de Inyección de Tinta de Epson México destacó que los dos equipos demuestran “nuestro compromiso con el mercado de impresión corporativa y el segmento de servicios administrados”.

De esta forma, la firma especializada en imagen digital e impresión busca ganar presencia en el mercado de impresión funcional e industrial, uno que a nivel global tiene un valor superior a los 107 mil millones de dólares, de acuerdo con datos de Smithers Pira, proyectados en Statista, y en el que empresas como HP y Canon lideran en market share.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.