La vida en rosa

Ese día se disputaba la final del primer campeonato del mundo femenil y había gran expectación por ver a la selección nacional de chicas que enfrentaban a su similar de Dinamarca buscando hacerse con el cetro del orbe.

Hoy la presencia de las mujeres en prácticamente todos los ámbitos, -no sólo deportivos-, ya no causa ninguna extrañeza, pero en ese entonces, el que el Estadio Azteca se atiborrara para ver jugar a chicas si era todo un acontecimiento.

Casi cuarenta y seis años después, el futbol femenil en México, ha vuelto a generar una expectación tal, como la que se produjo en aquel entonces.

El 5 de diciembre del año pasado se oficializó un sueño largamente acariciado por las jugadoras de futbol de nuestro país. Así empezó la Liga Mx Femenil que, a manera de prueba piloto, tuvo una primera competencia con el torneo de copa que se celebró en mayo de este año.

Sin embargo, lo mejor estaría aun por llegar. A finales de julio dio inicio la Liga Mx Femenil, competición que ha ido creciendo a pasos agigantados en el poquísimo tiempo que lleva de desarrollarse el torneo.

Comenzó jugándose en los campos de entrenamiento de los equipos del máximo circuito, pero nada más empezar ya dio muestras de que las chicas requerían de un espacio mayor al que se les había asignado y el paso a los estadios con mayor capacidad fue algo completamente natural.

Y lo que parecía ser una competencia más, terminó volviéndose una auténtica locura. Fox Sports capitalizó el interés que el nuevo torneo despertaba y de la mano de sus socios de negocios del Grupo Pachuca: el León y los propios Tuzos, empezó a retransmitir los partidos de las chicas en un horario sumamente idóneo que prácticamente no rivalizaba con alguna otra transmisión en directo: los lunes por la noche.

A reserva de que siga creciendo en interés y en audiencia, el culmen de la liga llegó en la jornada 7 que se jugó el 11 de septiembre pasado. En esa fecha, el León recibía la visita del Guadalajara. Si bien ese partido tiene un carácter especial, ya que se trata de un clásico regional que congrega a muchos aficionados en las tribunas, lo ocurrido ese día, marcaría un parteaguas en la naciente competición.

En un hecho absolutamente inusitado, al Nou Camp de la ciudad guanajuatense se presentaron 25 mil espectadores a presenciar dicho partido, lo que motivó, incluso, que la FIFA enviara a través de las redes sociales del organismo, una felicitación al club León por tal acontecimiento.

Asimismo las transmisiones en vivo tanto por Fox Sports como por TV Cuatro de Guanajuato, canal estatal, también ayudaron a elevar las audiencias y aunque quizás todavía esté por debajo de los ratings y del nivel habitual de asistentes a un partido de hombres, lo cierto es que hechos como éste hablan del gran éxito que está teniendo la Liga Mx Femenil en su primer año de existencia.

UNA TENDENCIA MUNDIAL

Sin embargo, el caso nacional no es un hecho aislado. Es una realidad que el futbol femenil está encontrando, por fin, su camino y que cada vez más mujeres lo practican, con lo cual aumenta tanto en el número de jugadoras como en el de seguidoras.

Otro caso de éxito ocurre en España, en donde la competición lleva ya varios años de celebrarse y así llamó también el interés de las empresas por asociarse a esta creciente competición. Hasta que llegó Endesa, una empresa eléctrica, que decidió ponerle su nombre al torneo y potencializarlo todavía más. Hoy la liga hispana es una de las más potentes del mundo.

Así la Liga Mx que comenzó pisando fuerte, aun tiene muchas posibilidades de crecimiento y una de ellas, es la comercialización para capitalizar el creciente interés que ha despertado y la masiva asistencia a sus tribunas. La vida en rosa apenas empieza a escribir su historia. El futbol femenil es una moda que llegó para quedarse.