La tecnología creadora de abundancia

Usualmente estamos condicionados a tener miedo, a pensar en lo peor, a ver escenarios oscuros y poco alentadores, nuestro cerebro contiene una fascinante estructura primitiva llamada amígdala que forma parte de algo llamado cerebro profundo, donde priman las emociones básicas como el miedo o la rabia, y el instinto de supervivencia básico para la evolución de cualquier especie, que antes nos servía para huir de un tigre dientes de sable, en momentos de peligro se liberan las hormonas de stress, provocándonos efectos como taquicardias y aumento en la frecuencia de respiración, se desata una serie de reacciones químicas que desconectan varias partes de nuestro cuerpo y manda toda la atención y sangre a nuestras extremidades para huir lo más rápido posible antes de ser el desayuno de un gran depredador.

El asunto es que mientras esa parte de nuestro cerebro es de gran ayuda para no morir atropellados por un microbús, o caer de un 11avo piso, también nos obliga a recordar nuestros traumas infantiles y cualquier cosa que nos ha hecho sufrir en algún momento, esto hace que sea frecuente caer en situaciones en donde nos dejamos llevar por el miedo, la angustia, de un modo no adaptativo, ilógico y donde la desesperación nos impide encontrar la respuesta adecuada. Por el contrario, la amígdala debe servirnos para cuidar de nosotros, y darnos una visión equilibrada de los riesgos, ya que tanto el miedo como el placer son esenciales en nuestra riqueza emocional como seres vivos. El 90% de las cosas a las que tememos nunca suceden, y su único origen es en la mente, nunca está relacionado con el presente, siempre se trata de una proyección temporal de nuestra mente hacia el pasado o futuro, no tiene poder ni existencia real, nos paraliza, nos quita la paz y nos impide avanzar. El miedo es un pensamiento que puedes cambiar en un segundo enfocando tu atención en algo distinto. Tenemos la libertad de elegir… podemos sucumbir nuestro propio poder al miedo y ser victimizados por pensar que nada de lo que nos rodea puede ser cambiado y dejar que el inconsciente colectivo tome las riendas para descargar la culpa de nuestros problemas en situaciones y personas externas, o podemos buscar la manera de mejorar ese entorno que parece difícil remontar, no con ganas de cegarnos ante las distintas realidades, sino que, debido a que existen, desear una realidad diferente y buscar alternativas. Una manera fácil de encontrar nuestros más grandes temores es preguntarte ¿Qué es lo opuesto a lo que mas quieres? ese es tu más grande miedo.

Lo opuesto a la parálisis mental derivada del miedo, son los deseos genuinos por mejorarnos a nosotros y a nuestro entorno, no desde una raíz del miedo por evitar algo, sino desde un gran deseo por experimentar versiones más grandes de nosotros mismos y de las organizaciones en las que somos partícipes. Para muestra de ello, en los párrafos siguientes quiero mencionar algunos ejemplos de grupos de personas que se han propuesto mejorar las vidas de los demás y mejorar su entorno, obviamente emprendimientos de tal magnitud no fructifican de la noche a la mañana, pero tienen enormes recompensas personales y económicas, hay que recordar que la más larga de las caminatas comienza por el primer paso. 

La UABC creadora de energía- Investigadores de la UABC (Universidad Autónoma de Baja California) anunciaron durante noviembre que lograron la optimización de la energía liberada por sus celdas solares, mediante el uso de nano-tecnología para lo cuál crearon materiales semiconductores nano-estructurados a partir de elementos como dióxidos de titanio, zinc y cobre, recubiertos con pigmentos biológicos y que posteriormente se integran a los paneles solares, lo que permite la transferencia de electrones de manera más eficaz que la de las celdas convencionales, suscitando un fenómeno conocido como fotoelectroquímica que consiste en la generación simultánea de energía eléctrica y un químico -en éste caso el hidrógeno- a partir de la luz del sol. De lo que se trata es almacenar y transportar ese hidrógeno a diversos sitios. El grupo de expertos e investigadores de la UABC desarrolló electrodos con base en nanotubos de carbono con algunas nanopartículas metálicas para lograr la transformación química del agua, desarrollando tecnologías para la hidrólisis tanto de agua de mar como de agua salada. En 4 años consideran tener un producto comercializable.

El hidrógeno es bien conocido por ser el elemento más abundante en la tierra, el 80% de la tierra está cubierta de agua y el hidrógeno está siempre presente en ella (H2O, dos moléculas de Hidrógeno mas una de oxígeno, si mis clases de química no están muy oxidadas), además de que el Hidrógeno es el combustible con mayor capacidad de producción de calor. El asunto es que estos amigos geniales no se han sentado en sus laureles viendo cómo se agotan las fuentes no renovables de energía y están buscando día y noche cómo crear más energía abundante, barata y renovable, con una visión sistémica poco convencional, si algo abunda en el mundo y más en la region Nor-Oeste de nuestro país es sol y agua salada.

Imaginen plantas de energía que en vez de usar grandes superficies tapizadas con paneles solares a un costo aún elevadísimo y baja eficiencia, se use solo una fracción de terreno para instalar estos nuevos paneles solares, generando hidrógeno, que al ser empleado finalmente como combustible sólo genere vapor de agua, en vez de dióxido de carbono, azufre y otros gases de efecto invernadero que genera el gas, petróleo, gasolinas, combustóleo o incluso madera al ser quemados.

Google omnipresente- Otro ejemplo notable es Google, quien acaba de inaugurar su servicio de internet de fibra óptica Google Fiber ya está disponible en algunas locaciones de Austin, Texas. El servicio, denominado Google Fiber TV, ofrece servicios de conexión a internet de hasta 1 gigabit de velocidad, así como servicio de televisión bajo demanda e incluso 1TB de almacenamiento en la nube. Lo realmente interesante es la sinergia que Google está generando entre sus distintas unidades de negocio abarcando toda la cadena de suministro en internet para transformarla, mejorarla y hacerla accesible a todos. Recién anunció que invertirá en 180 satélites para dotar de internet a toda la Tierra, ahora se convierte en ISP (Internet Service Provider) con Google Fiber. Anteriormente al abrir un navegador Chrome desde un iPhone o un Android, lo mas probable es que lo primero que elegiste que aparezca es el buscador de Google, que por cierto usas no menos de 2 veces al día para encontrar lo que necesitas, y en pocos meses, en cuanto lo encuentres, muy probablemente lo podrás imprimir en una impresora 3D de escritorio, ya que Google también en las últimas semanas abrió Source 3, una empresa para controlar el licenciamiento, derechos y distribución de contenido para impresoras 3D. 

Todo ello en su conjunto hace que la gente tenga mejor acceso a la información, que aprenda a usar nuevas tecnologías, no gracias a programas de capacitación públicos o privados sobre el uso de tecnología, sino a su buen marketing que hace que sus productos y servicios sean virales, aspiracionales, deseables y atractivos, lo cuál hace que todos los quieran aprender a usarlos, colapsando el tiempo en el que un estudiante puede generar un ingreso, colapsando también las cadenas de suministro en donde ya no son necesarias, y generando riqueza y prosperidad para todos los individuos que toca con sus múltiples facetas de negocios, entre otras cosas acercando la conectividad a donde antes era imposible llevarla o facilitando el acceso a conocimiento gratis.

El proyecto mencionado de 180 satélites iría de la mano de Project Loon, otra iniciativa de Google que dotaría a la Tierra de internet a través de globos aerostáticos.

Servicios Móviles sobre demanda y UBER- ODMS por sus siglas en inglés (On-demand Mobile Services) definido como apps que agregan demanda de parte del consumidor en dispositivos móviles, pero que satisfacen dicha demanda a través de servicios offline, colapsando la cadena de valor debido al “descubrimiento” del servicio, orden, pago, confirmación y satisfacción del consumidor. Ahora nos parece obvio, pero antes de la era de los smartphones, teníamos que buscar en la sección amarilla o en Google, encontrar un proveedor, llamar o mandar un e-mail, esperar a que alguien nos atienda, agendar una cita, esperar a que el proveedor llegara a tiempo y pagar. La Uberificación en los servicios cierra todo ese círculo en un sólo lugar y la mayoría de las veces de manera instantánea, pudiendo reservar hoteles, pedir comida, comprar boletos de entretenimiento y vuelos, servicios de belleza, mudanzas, mecánicos, cerrajeros, flores, cuidadores de perros, transporte personalizado y hasta jets privados. Existen más de 70 startups enmarcadas en esta manera de hacer negocios.

Un dato importante es que durante octubre y noviembre, Uber lanzó un piloto en Boston, NY, DC y Chicago, consistente en un kit de prevención para la influenza estacional desde su misma app, llamado UberHEALTH. Una vez solicitado el servicio, una enfermera registrada arriba a la ubicación seleccionada con dicho kit (un paquete de EmergenC, agua, desinfectante para manos, mini-kleenex y una lollipop), en caso de querer una dosis para vacunarte contra la influenza, hay que escoger un lugar cerrado donde se pueda administrar la vacuna, pudiendo realizarse hasta para diez personas por servicio con sólo solicitarlo a la enfermera, quien trae consigo formatos de consentimiento y la documentación necesaria.

Con esto Uber permite ahora a los profesionales médicos comenzar a emplear su plataforma logística única para poder accesar a servicios médicos cruciales de una manera innovadora. La respuesta en las tres primeras ciudades ha sido avasalladora, con el apoyo de los departamentos locales de salud pública, en este caso para combatir una de las enfermedades previsibles más serias que enfrentan dichas ciudades cada año. De momento el piloto sólo estuvo disponible por un día entre las 10 y las 16 hrs en cada ciudad completamente gratis.

Nuestra programación en la manera en la que pensamos tiene que evolucionar, ya no podemos pensar que el mundo se va a acabar, que la explosión demográfica va a acabar con nosotros y que nuestro mundo nos va a terminar expulsando algún día por ser los peores inquilinos. Tenemos que buscar tecnologías exponenciales que en vez de generar un cambio gradual que tome 30 años adoptar, generen un cambio exponencial, un mejoramiento en las condiciones de vida de nuestra población y permita que cada vez haya más alimento, energía y condiciones para que a todos nos vaya mejor. 

Todos los casos anteriores son excelentes ejemplos de optimización de energía, recursos y tiempo en nuestras vidas mejorándolas de una manera nunca antes vista.