La presencia de Logan Paul en Youtube sin publicidad no duró mucho tiempo. A sólo 18 días de que la plataforma de videos propiedad de Google multará al creador de contenidos retirando la publicidad de su canal, ahora las posibilidades de monetizar su contenido se han reactivado, aunque con algunas limitantes.

Tal y como reportan desde Tubefilter, luego de la sanción recibida por Logan a causa de la publicación del suicido de un hombre en un bosque de Japón y un video en el que juega con ratas muertas, la red social y el youtuber entraron en un proceso de conversaciones en los que aparentemente el usuario en cuestión se comprometió a alinearse a las reglas de la plataforma, gracias a lo cual su canal se encuentra en una fase de prueba que durara tres meses en la que la publicidad exigirá pero el perfil no aparecería en la plataforma Google Preferred ni en las tendencias de la red social.

La supuesta decisión de la red social podría ser verídica si consideramos que a mediados de este mes Susan Wojcicki, CEO de la plataforma, se pronunciara al respecto de lo sucedido con Logan al declarar que “no ha hecho nada que haya causado esos tres infartos (…) nosotros no podemos estar sacando gente de nuestra plataforma (…) ellos tienen que violar una política y nosotros tenemos que ser consistentes. Es como un código legal”.

De igual manera, el directivo aseguró que se de una percepción de contenidos en donde no todos tienen el mismo concepto negativo sobre determinados videos y contrario a ello, se requiere, insistió, de crear nuevos códigos que se puedan aplicar de manera consistente a los millones de videos y creadores detrás de cada uno de ellos.

La postura tomada por la firma de videos online es una arma de dos filos. Por un lado, se trata de un movimiento para retener a su mejor y mayor activo; los creadores de contenido son los que dan valor y desarrollan el producto que la plataforma comercializa.

No obstante, esta decisión puede ser vista como debilidad de la red social que intenta luchar contra el contenido malicioso y ofensivo que es parte de su plataforma, lo que a los ojos de los anunciantes sería altamente castigado.

EL tema no es menor si consideramos el alcance de Youtube. El último reporte de Google, reveló que durante el año pasado, la visualización de contenidos a través de este canal crecieron 70 por ciento, lo que quiere decir que 7 de cada 10 televisiones en el mundo sintonizan Youtube y no la TV convencional.

De igualo manera, es importante recordar que Youtube cuenta con más de mil 500 millones de usuarios activos al mes, quienes diariamente consumen mil millones de horas de contenido. La importancia de la plataforma es tal, que se prevé que para 2019 el video represente el 80 por ciento del tráfico de internet, según .