¿La publicidad digital y los buscadores serán los vendedores del futuro?

El conocido escritor de ciencia ficción soviético Isaac Asimov, en el año 1964 publicó un ensayo prediciendo como sería nuestro mundo 50 años después. Habló de que las comunicaciones serían audiovisuales y que podrían realizarse desde cualquier rincón del mundo, también predijo que existirían robots aunque aun no tan perfeccionados; incluso dijo que los “muebles” de cocina prepararían comida y harían el café. Interesantes y poco creíbles (supongo) predicciones para aquellos años.

En semanas pasadas fue publicado un estudio de Forrester acerca de la proyección del B2B (Business To Business) ecommerce desde el 2015 al 2020. En este estudio entre otras predicciones/discusiones aseguran que para el 2020 el 22% de los vendedores de B2B serán reemplazados por motores de búsqueda (Google, Youtube, etc), es decir, ellos serán nuestros “vendedores robots” en la más estricta definición. ¿Ficción o realidad?

Hoy día sabemos que la tecnología afecta nuestras vidas en mayor o menor grado, que la automatización sustituye muchas tareas tediosas (a Dios gracias!) pero que también puede sustituir muchas de las actividades tradicionales afectando también las posibilidades de empleos; muchos de estos desaparecerán, otros nacerán y otros más tendrán invariablemente que transformarse.

Todo esto me hace recordar las famosas páginas amarillas completamente indispensables hace unos 20 años o más. Era un producto de necesidad básica, presente en cada hogar o negocio. Debíamos tenerlas para buscar a los mejores (o al menos a los que decían serlo) prestadores de servicios/productos. En aquellos años no se si alguien pudo haber predicho que algo como “Google” sería un reemplazo perfecto a esos librotes amarillos.

En una de mis columnas pasadas hablaba de cómo el Inbound Marketing podía apoyar a la gente de ventas y comentaba que ya era una realidad que el posible comprador cuando llamaba a una empresa era porque ya tenía toda la información que necesitaba, ya había hecho sus investigaciones y ya sabía qué comprar, en qué versión, cantidad, modelo, etc. Este es el ejemplo típico de cómo los buscadores, el buen contenido, las tácticas bien diseñadas del Inbound Marketing pueden reemplazar la labor (al menos inicial) del vendedor, así tal cual como lo lograron las páginas amarillas en sus buenos tiempos.

Si esto sigue así con la creciente inversión de las empresas en publicidad y estrategias digitales, me pregunto si nos encontraremos en pleno año 2020 con un mundo en donde los vendedores se transformaran en simples “tomadores de pedidos”? ¿Es posible que pueda sustituirse gran parte de la labor de tocar puertas, realizar presentaciones, llamadas en frío, visitas “médicas”, etc por el contenido explícito y bien logrado, por la publicidad digital continua que recaba automáticamente la información del posible comprador para hacerles seguimiento cerrado (y automático) hasta lograr la venta? ¿Llegaremos a eso?

Yo adoro la tecnología, mi base de estrategia en el Marketing Digital siempre ha tenido (y tiene) elementos de automatización. Creo firmemente en que muchos negocios pueden conseguir y lograr ventas permitiendo implantarles una estrategia de Inbound Marketing bien planificada. Dicho esto, también creo que sí es muy posible que la predicción hecha por Forrester se convierta en realidad.

El mundo avanza hacia lo digital, hacia la innovación, hacia la tecnología en todas las cosas y creo que no podría ser de otra manera porque el mundo está conformado por personas que queremos siempre algo nuevo, mejorado y que nos haga más simple la vida. Esa energía de la gente es la que “jala” y pide que sigamos avanzando y nosotros como personas debemos estar, en cada uno de nuestros puestos de trabajo, conscientes de que hacia allá nos dirigimos.

Ese empuje nos lleva (u obliga) a estar continuamente transformándonos, preparándonos y avanzando. Nada es eterno y hoy día mucho menos. Para los vendedores y sus empresas, la conciencia de una transformación digital e innovación continua debe estar en cada objetivo a mediano y largo plazo. E incluso esto debería aplicarse en cualquier puesto de trabajo actual.

Me encantaría saber tu opinión.

¡Gracias por leerme! Nos vemos en las redes: @chris_suta