La portada de Charlie Hebdo con relación a los atentados de Barcelona causó polémica en redes sociales

La tapa del semanario francés con relación a los ataques sucedidos en Barcelona generó revuelo en redes ya que la acusan de Islamófobia

Con motivo de los ataques terroristas registrados la semana pasada en Barcelona que dejaron un saldo de 13 personas muertas; la portada del semanario satírico francés Charlie Hebdo, causó polémica en las redes sociales al abordar este hecho con un cartón en el que se aprecia una furgoneta huyendo y dos personas caídas con manchas de sangre, acompañado de la leyenda “Islam, religion de paix… éternelle!” (Islam, religión de paz… eterna!).

El revuelo se originó cuando los usuarios de Twitter acusaron a la publicación de islamófobia y racista, mientras que otros celebraron la tapa al considerar que son valientes por decir lo que otros callan.

Asimismo, el semanario, que fue atacado en enero de 2015 en el que fallecieron 12 personas, también fue criticado por Stéphane Le Foll, quien fuera ministro socialista y portavoz del expresidente François Hollande, “Las amalgamas son muy peligrosas. Decir que el islam es una religión de paz dando a entender, de hecho, que es una religión de muerte resulta extremadamente peligroso”.

En contraparte, otra publicación de corte satírica de origen español “El jueves” también se vio involucrada en la discusión ya que abordó de otra forma los atentados.

La discusión se convirtió en tendencia, de acuerdo con TweetReach la palabra Charlie Hebdo logró un millón 88 mil 720 cuentas alcanzadas, así como un millón 258 mil 124 impresiones, hasta el momento de publicación de la nota.

Ante un contexto sensible debido a la proximidad de un evento trágico como el vivido en Las Ramplas, mantenerse disruptivo significó ser coherente para la publicación francesa, ya que aún cuando fue víctima de un ataque extremista dirigido en concreto hacia su redacción, no cambió su estilo y línea editorial.

Esto dividió opiniones por los usuarios en las redes, sin embargo, logró su cometido de generar polémica, además de incrementar su proyección y hasta cierto punto alcance.