La batalla mediante la innovación parece estar perdida para Apple. La firma fundada por Steve Jobs dejó de ser la firma más innovadora del mundo, según los resultados del Fast Company’s 50 most innovative companies de este año.

Aunque la firma se mantiene en la búsqueda por recuperar esta posición que por años domingo, lo cierto es que la empresa está obligada a buscar otros caminos para no perder relevancia a los ojos del consumidor y su nuevo spot así lo demuestra.

Un nuevo campo de acción

Más allá de las cualidades de diseño y funcionales de su iPhone, la nueva ejecución publicitaria de Apple hace referencia a un aspecto que, en buena mediada gracias a los problemas con Facebook, el consumidor comienza a valorar con mayor énfasis: la privacidad.

Durante los últimos meses, la empresa dirigida por Tim Cook ha intentado demostrar la importancia que la protección de la privacidad de sus consumidores tiene dentro de sus planes de negocio.

El cierre de algunas aplicaciones de Facebook y Google dentro de la App Store, así como los argumentos detrás de esta decisión, dictan la línea que Apple espera seguir, misma que ahora busca relacionar con su dispositivo estrella mediante una peculiar estrategia de comunicación.

El spot nombrado Privacy on iPhone — Private Side publicado a finales de esta semana es claro en el mensaje: “si la privacidad es importante en tu vida, debería preocuparte en el teléfono donde está toda tu vida. Privacidad. Eso es iPhone”.

Privacidad, nuevo activo de promoción

Lo interesante es que en poco cuadros se aprecia el iPhone o sus características; el valor que en términos de privacidad ofrece al usuario es el principal eje de promoción, movimiento que no está errado si consideramos las tendencias al respecto que dictan ahora el comportamiento del consumidor.

Sólo como referencia es pertinente mencionar que, de acuerdo con un estudio realizado por Mobile Ecosystem Forum (MEF), AVG Technologies y On Device Research, durante 2015, más del 50 por ciento de los usuarios móviles a nivel mundial aseguraron haber eliminado una app por temas de privacidad y seguridad. Asimismo, un 34 por ciento dejaron de usar una aplicación por la misma razón.

El cambio en el discurso es una medida con la que Apple estaría buscando mejor la posición del iPhone en el mercado, mismo que a perdido puntos importantes según los últimos reportes.

A decir del reporte financiero entregado por la empresa, entre octubre y diciembre del año pasado, los ingresos generados por el smartphone de la compañía cayeron un 15 por ciento -unos 66 millones de dispositivos– en comparación con el mismo periodo de 2017.

Esta cifra representa la peor caída en los beneficios que el iPhone entrega a la compañía de Cupertino desde su salida al mercado en enero de 2007.

La apuesta resulta aún más interesante de cara a una nueva conferencia de presentación, en la que si bien la marca a prometido “innovaciones que dejarán boquiabiertos” a los consumidores y competidores, podría no alcanzarle si se compara con los recientes lanzamientos de marcas como Huawei o Samsung, quienes ya tienen dispositivos plegables, de lo que Apple sólo ha adelantado una patente.