x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

La llegada de Hollywood a Only Fans

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La incursión de celebridad y figuras de Hollywood en Only Fans acorta la brecha para que los creadores de contenido puedan obtener ganancias. A diferencia de otras redes sociales, no necesitan esperar a que haya muchos seguidores para monetizar.
Carlos Andrés Mendiola es un storyteller del marketing, creador de marcas, apasionado del cine y orgulloso promotor de México. Profesor investigador del Tec de Monterrey. Coordinador del movimiento Motivos para amar a México y autor de varios libros.

Con su llegada a Only Fans, la red social de contenido adulto, Bella Thorne cambió las reglas del juego para Hollywood y el entretenimiento. La otrora estrella de Disney se convirtió en la figura de más relevancia para la plataforma, trayendo con ello nuevas posibilidades para las celebridades y modificando la dinámica del sitio.

Only Fans inició en 2016. Es una red social de suscripción donde los usuarios venden o compran contenido original. La cuota mínima es de 4.99 y la máxima de 49.99 dólares; cada creador establece la tarifa, así como si hay contenido gratuito, con costo extra o hasta sesiones en tiempo real, entiéndase shows en vivo; también hay propinas (mínimo de 5 dólares). El espacio rápidamente adquirió popularidad al convertirse en un punto intermedio de contacto entre los trabajadores sexuales y quiénes adquieren sus servicios.

Por ello, los principales creadores de contenido son actores porno, escorts, modelos webcam y strippers, aunque también pueden encontrarse principiantes que quieren incursionar en el medio, aquellos que no desean “mostrarse por completo” y ocultan su rostro con máscaras o bien manejan un encuadre del cuello para abajo, así como quiénes están en sectores que de una u otra forma aprovechan las libertades que ofrece el medio (masajistas, nudistas, practicantes del tantra, entre otros). Para los primeros, la ventaja está en que obtienen un mayor porcentaje, no dependen de un estudio u agencia y deciden qué quieren hacer y cómo manejar su imagen. Para los segundos, es una oportunidad de hacerse de un dinerito extra por algo que disfrutan hacer o ya hacen.

Durante la cuarentena, Only Fans creció en más de 3 millones de suscriptores, de acuerdo con The Daily Best; 60 mil de ellos son creadores. El total es de más de 30 millones y contando. Como en otras redes sociales, lo redituable resulta de dos factores y una variable: la cantidad de contenido, la calidad del contenido y la expectativa. En pocas palabras, quién paga, debe percibir que el costo es justo por lo que recibe y cada cuánto lo recibe. Es ahí donde la llegada de Thorne cambió las reglas.

Antes que Thorne, Only Fans ya contaba con ciertas figuras del espectáculo, principalmente miembros de reality shows o exparticipantes como Sonja Morgan y Dorinda Medley de “The Real Housewifes of New York” o Chad Johnson de “The Bachelor” y raperos y cantantes como Casanova y The-Dream. Las figuras más relevantes eran la modelo y socialité Blac Chyna y la actriz, cantante y personalidad de la tv, Cardi B. Su contenido va de fotos provocativas a semidesnudos, pasando por contenido para fetichista o únicamente a contenido musical, para quiénes están en el sector. Algunos, como Vanessa Sierra de “Love Island”, lo muestran todo.

Bella Thorne creó su cuenta en julio para “controlar por completo mi imagen; sin censura” e inmediatamente llamó la atención. Thorne, hoy de 22, inició su carrera hace una década en Disney. Tras su salida del canal y en especial en los últimos años ha hecho muchos titulares al mostrar una conducta “alocada y desinhibida” muy lejana a la imagen del estudio. En 2016 se declaró bisexual e inició una relación poliamorosa. Hace un año reveló fotografías explícitas en lugar de ceder ante un chantaje. Recientemente también anunció que hará su debut como directora de cine con material para Pornhub, uno de los portales más populares para compartir videos pornográficos. Thorne ha incursionado como actriz, modelo, cantante y directora.

La cuenta de Thorne comenzó a promover su contenido en agosto. La cuota es de 20 dólares y en un par de semanas la actriz reportó ingresos por dos millones de dólares. La cuestión está en que muchos de sus suscriptores comenzaron a pedir reembolsos. La actitud liberal de Thorne hizo suponer a muchos que su contenido incluiría desnudos o semidesnudos, pero no es así. Only Fans pagaba a sus creadores una semana más. Tras este incidente, Only Fans ha modificado la forma de pago y ahora será mensual. De esta forma se protege ante usuarios que estén inconformes, que se hayan inscrito a una cuenta que no cumplió con sus expectativas.

La incursión de celebridad y figuras de Hollywood en Only Fans acorta la brecha para que los creadores de contenido puedan obtener ganancias. A diferencia de otras redes sociales, no necesitan esperar a que haya muchos seguidores para monetizar. En Only Fans podrían hacer apenas con unos pocos, pues quién esté en su canal, ya paga por ello. Ahora, la cuestión está en que su cumpla la promesa y que esos fanáticos obtengan lo que esperan o desean, sea lo que sea, sea lo que la plataforma sugiere.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados