La lealtad ya no existe en los clientes

Twitter: @Lunadiego

Cada vez son más los clientes que deciden irse con el mejor postor en vez de elegir a la mejor agencia.

Hace unos días nos invitaron a un pitch. Mi equipo y yo le dedicamos tiempo, esfuerzo y muchísimas ganas. Entusiasmados, esperábamos las noticias del cliente pero pasaron los días y no recibimos ninguna respuesta. Días después recibí una llamada de área de compras donde se nos solicitaba nuestra presencia en las oficinas del cliente. El equipo y yo brincamos de emoción creyendo que eran excelentes noticias pero nuestra euforia se desvaneció el día de la reunión.

Textualmente les comparto lo que nos dijo el director de la marca: “Nos gustó mucho su propuesta, fue la mejor de todas pero la decisión la tomaremos por presupuesto, ¿cuánto es lo más que se pueden bajar?”. ¡Whaaaaat!

Lo triste es que muchos nos identificamos con este tipo de mensajes. Pero, ¿cómo puede ser posible que un cliente se preocupe más por el precio que por la misma marca? Mis preguntas a él serían, ¿No tienes objetivos que cumplir con tu marca?, ¿No te dan ganas de hacerla lucir? Francamente no lo entiendo.

Esto no solo me ha pasado en pitches, también lo he vivido con clientes de muchos años que deciden cambiarnos por temas de “presupuesto” porque estamos muy caros y porque que vieron a otra agencia que le hace lo mismo pero más barato, ¿dónde quedó la lealtad? ¿En qué momento no cumplí sus objetivos?

Entiendo que el presupuesto es muy importante, pero por favor si ya tienen el monto total a invertir, no lo escondan o dígannos cuál es, no nos den una cantidad menor por “ahorrarse un dinero”. Al final la única que sale afectada es la marca.

“Tú trabajo tiene un precio”

Nos estamos leyendo, no olviden seguirme o escribirme en @lunadiego