La inminente revolución comercial

e-mail: [email protected]
Twitter: @ruizhealy

La reforma de telecomunicaciones desencadenará una verdadera revolución comercial en vista de que afectará profundamente la manera en que los mexicanos compramos los diversos bienes y servicios que requerimos.

Es más que probable que dentro de unos años, no muchos, los centros comerciales que hay a lo largo y ancho del país se vean cada menos visitados por quienes van de compras o solamente para deambular por sus corredores y ver los productos que se exhiben en los escaparates de las tiendas.

Una revolución similar a la que transformará el sector comercial mexicano se inició hace unos años en los países en donde la mayoría de la población tiene acceso al internet de alta velocidad y a precios bajos.

Para los analistas del sector comercial estadounidense, la edad de oro del centro comercial ya concluyó y, para probar su punto, nos recuerdan que durante la temporada de fin de año de 2013 el número de personas que visitaron las tiendas de Estados Unidos fue la mitad de lo que fue hace tres años

Los habitantes del vecino país compran cada vez más en línea en sitios en donde se ofrecen una inmensa cantidad de productos, como amazon.com, o en los sitios que los comercios tradicionales han establecido para captar a más clientes.

Sin embargo, los consumidores están comprando cada vez menos desde sus PCs o laptops y más desde sus dispositivos móviles. Se estima que para fin de este año una tercera parte de las compras vía internet en Estados Unidos se realizarán desde teléfonos inteligentes y tabletas haciendo uso de un sinfín de apps en donde se promueven y venden diversos productos y servicios.

Para no quedarse fuera del negocio, las mismas redes sociales como Pinterest o Instagram están adaptando sus apps para que sus usuarios las usen para vender o comprar. Hay negocios que ya realizan entre el 20 y 40% de sus ventas a través de Instagram y el usuario promedio de esta red social sigue entre 10 y 20 marcas.

Muchos afirman que lo que hoy sucede en Estados Unidos no ocurrirá pronto en México. Quienes así piensan olvidan que la reforma de telecomunicaciones permitirá que millones de consumidores tengan acceso a servicios de internet de alta velocidad y a precios accesibles para ellos. Y no solo eso, el acceso será gratuito en espacios públicos como escuelas, bibliotecas, oficinas de gobierno y un gran número de plazas y parques.

La revolución comercial no solo se dará gracias a los efectos de la reforma de telecomunicaciones sino al hecho de que cada vez más mexicanos tienen acceso a una tarjeta de débito o crédito, el método de pago necesario para realizar compras en línea.

El que cada vez más mexicanos compren productos y servicios vía internet creará un sinnúmero de oportunidades para los emprendedores que quieran y sepan aprovechar la inminente revolución.