La proliferación de marcas es una realidad hoy en día, así que cualquier elemento diferenciador es un valor que años atrás no se podía concebir. De ahí la importancia de la marca personal o el personal branding en la actualidad. Así que todo aquel quiera hacer uso de ese elemento diferenciador logrará una mayor ventaja competitiva tanto en el ámbito profesional como en el personal.

Sin duda alguna, las redes sociales se han convertido en la principal herramienta para lograr conseguir una marca personal en estos tiempos que corren. A lo largo de esta nota vas a poder conocer más sobre lo que es la marca personal y la influencia que tiene hoy en día.

Definiciones de marca personal

Lo primero que queremos ofrecerte son diferentes definiciones de marca personal para así sepas, a priori, en qué consiste este concepto que tan de moda está hoy en día.

Básicamente, se podría decir que la marca personal (o personal branding) es un concepto de desarrollo personal que consiste en considerarse a uno mismo como marca, que igual que las marcas comerciales, debe ser elaborada, transmitida y protegida, con ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales.

Hay muchos autores que han definido la marca personal, como son los siguientes:

  • Antonio Merles: “La marca personal es tu esencia enfocada en un objetivo y con una propuesta de valor”.
  • Mar Rodríguez: “La marca personal es aquello que interpretan los demás de la información que tú facilitas”.
  • Bloc de Esbozos: “Marca personal es tu personalidad más una estrategia de marketing por los objetivos”.
  • León Ramírez: “Marca personal es la consecuencia del conjunto de valores, calidad y actitud que ofrece un profesional”.
  • Christiann Rossi: “Marca personal es la parte de mí mismo que quiero mostrar al mundo y que sirve para ayudar y mejorar la vida de los demás en lo personal o profesional”.
  • Managing World: “Marca personal es el profesional que los demás dicen que llevas dentro”.
  • Juan Arall: “Marca personal es tu oportunidad de ser quien quieres ser y mostrarlo al mundo”.
  • Coach Massa: “Marca personal es aquella que tu desarrollas, ya sea online y offline en donde profesionalizas tu imagen personal y tu experiencia laboral”.
  • Julia Crespo: “Marca personal es la imagen que nosotros mismos construimos y que queremos que los demás tengan de nosotros”.

Aunque, quizá, una de las definiciones más a tener en cuenta a la hora de definir la marca personal es la que hace Jeff Bezos (CEO de Amazon), quien define que la “marca personal es lo que dicen de ti cuando no estás en sala”.

Así que lo que se podría decir es que la marca personal es lo que la gente encuentra cuando busca nuestro nombre en Google y la idea con la que nos asocian cuando alguien pronuncia nuestro nombre.

Con esto, ya tienes claro qué es una marca personal pero también deberías saber que no es una marca personal y es que hay gente a la que cuando le dices que tiene que mejorar su marca personal, lo que hacen es diseñar un logotipo, definir colores corporativos y aplicar esto a todo lo que hacen.

Eso no es que esté mal pero, la verdad es que eso no es imagen de marca como tal sino que es parte de la estrategia de marca personal pero no es lo mismo, ya que, además de esto, es un montón de cosas y no solo eso.

Historia del concepto marca personal o personal branding

La literatura empresarial es la que ha puesto en valor el concepto de “marca personal”, sobre todo en Estados Unidos, bajo el concepto de personal branding. De los escritores sobre técnicas empresariales, quien es considerado como el precursor de este término (tras una publicación que vio la luz en el año 1997 bajo el nombre “The Brand Called You” es Tom Peters.

Este autor, en su libro Talent 2005, escribió:

“Vamos a tener que luchar para reinventarnos a nosotros mismos -como lo hicimos cuando salimos de la granja y nos fuimos a la fábrica (…) Esto no es opcional…no tendré más remedio que luchar y aportar un valor añadido de una manera significativa”.

Pero esta necesidad de reinventarse y definirse como marca, se acrecienta con la aparición de la web y las redes sociales, ya que la competencia cada vez más especializada y muestra más sus dotes creativas como por ejemplo con la aparición de videocurrículums, blogs especializados, etc.

Es por eso por lo que en la creación de la marca personal se debe mostrar especial cuidado en la forma en la que nos mostramos de forma pública para definir nuestros perfiles personales. Así que debes saber diferenciar en todo momento qué dices en cada red, cuál es privado y, por tanto, no abrirla al público en general y en qué canales vas a fomentar tu trabajo, reflexiones y, por lo tanto, tu marca personal.

Lo que está claro es que, tras la primera aparición del concepto de la mano de Tom Peters en su libro, lo cierto es que cuando acabaron los años 90, el año 2008 marcó un hito o que será recordado por ser el año en el que el sistema financiero se agotó llevándonos a una profunda crisis que aún hoy en día vivimos sino también porque fue el comienzo de un paradigma social y económico que contaba con demasiadas contradicciones.

Fue en esos momentos cuando comenzaron los despidos masivos de trabajadores en las empresas y emprender una actividad por cuenta propia se puso de moda. Las personas que, en esos momentos, emprendían eran proactivas y capaces de auto liderar su carrera profesional y ser emprendedor se convirtió en algo así como ser un héroe de características excepcionales.

Así, los trabajadores despedidos lograron darle la vuelta a la tortilla y de “desempleados” pasaron a ser sus propios jefes, trabajar en el horario que quisieran y decidir cuánto dinero querían ganar a final de mes. Eso sí, pero para triunfar en el mundo del “emprendimiento” era un requisito imprescindible tener una marca personal que nos ayude a posicionarnos en el mercado.

Todos aquellos emprendedores parecían necesitar una marca personal, así que las agencias de marketing, comunicación y de publicidad se frotaban las manos diseñando nuevos productos y servicios que este nuevo segmento en el mercado iba a necesitar: páginas web, tarjetas de visita y flyers, por ejemplo.

Así que desde entonces, la consecución de la marca personal es algo que ha cobrado especial relevancia para los emprendedores, quienes luchan por lograr conseguir una marca personal a través de acciones de branding personal con las que destacar sobre el resto.

¿Cuáles son las principales ventajas de la marca personal?

El personal branding es muy utilizado actualmente y son muchas las ventajas que presenta, entre las que se pueden destacar las siguientes:

Todo el mundo puede trabajar en ella

Cuando una persona logra conseguir su marca personal, esto es sinónimo de libertad laboral y financiera.

Sin gran inversión

Empezar a trabajar la marca personal está al alcance de cualquier. Así que puedes empezar a trabajar tu blog, tu dominio personal, crear un logo y crearte una cuenta en diferentes perfiles sociales sin tener que gastarte demasiado.

Diferenciación en el mercado

Actualmente, hay sectores en los que sus profesionales aún no trabajan su marca personal, así que esta puede ser una excelente herramienta para poder diferenciarse del resto.

Monetización de diferentes formas

Algunas de las formas que tienes de monetizar tu marca personal son vendiendo productos, impartiendo formación o dando conferencias, por ejemplo.

No es estática

La marca personal te permite introducir nuevas temáticas o territorios de marca en tu perfil ya que tú eres el que evoluciona y ella evoluciona contigo.

Cómo desarrollar tu estrategia de marca personal

Desarrollar una marca personal puede ser algo no sencillo si no lo realizas de forma correcta. Pero esto puede convertirse en algo fácil si sigues estos pasos que a continuación te mostramos.

1.- Análisis de tu personalidad

Sin duda alguna, este primer paso es muy importante. Tendrás que empezar por este punto y ser consciente de su importancia y es que llegar a realizarlo no es nada fácil.

Para esta primera etapa, tendrías que preguntar una simple pregunta como es “¿qué estás haciendo?” No tienes que responder rápidamente si estudias, trabajas o si estás inmerso en un proyecto sino que tienes que hacer un análisis bien consciente de tu personalidad.

Lo mejor es que realices un análisis DAFO siendo totalmente sincero contigo mismo. En dicho análisis sacarás debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades pero lo que debes explotar al máximo son tus fortalezas.

Entre otras cosas, deberías indagar y descubrir algunas de estas cuestiones personales:

  • ¿Qué te hace realmente feliz cuando realizas esa actividad?
  • ¿Qué es lo que te hace auténtico?
  • ¿Cuál es tu mayor rareza?
  • ¿Qué te hace diferente y especial?

Así, con estas preguntas busca encontrar tu vocación, tus habilidades, las que te ayudan a diferenciarte y a trabajar a partir de estos elementos tu branding personal.

2.- Selecciona tu target

Una vez sabes qué es aquello que te hace diferente y auténtico, tendrías que analizar qué tipo de público objetivo o comunidad puede ser más afín a tu persona o negocio y quién podría estar interesado en el servicio que vas a prestar como marca.

Es, por lo tanto, el momento que determines a quién vas a dirigirte y quién va a creer que es interesante prestar atención a aquello que te hace valioso. Es decir, tendrás que responderte a estas preguntas:

  • ¿Quién querrá comprar el servicio que vas a desarrollar?
  • ¿Qué problemas tiene este cliente?
  • ¿Cuál es su motivación?
  • ¿En qué comunidades y redes sociales se mueve?

Todos estos aspectos los debes tener muy en cuenta para poder determinar de forma muy afinada quién es el target al que te vas a dirigir y cuál debería ser tu cliente ideal.

Es super importante que determines a qué tipo de público te vas a dirigir y conocerlo muy bien puesto que, dependiendo de las características de este público, vas a poder elegir los canales en los que comunicarte con ellos. Asimismo, podrás elegir entre un tipo de contenido u otro, afinando tu estrategia de comunicación y expresando mensajes que le atraiga exclusivamente a él.

Una vez hayas definido y encontrado a tu comunidad o seguidores, lo que debes es buscar y enfocarte en hacerte imprescindible para ellos. Es por eso por lo que debes saber que el análisis de buscar tu target no acaba solo en saber a quién dirigirte sino que tendrás que dar un paso más y star alerta, en escucha activa de lo que pide este público y así evolucionar de acuerdo a su demanda y ofrecerles lo que están pidiendo o buscando.

3.- Elabora tu estrategia

Una vez tengas clara en qué momento se encuentra tu marca personal, ya que has definido quién eres y sabes a quién quieres dirigirte, es importante que marques la ruta hacia donde quieres ir.

Tendrás que fijarte unos objetivos que sean concretos y totalmente alcanzables y vayan en consonancia con el resto de tu estrategia o plan de marketing. Establecerte objetivos no es nada fácil ya que no se trata de escribir deseos o sueños sino de subir un peldaño arriba de donde te encuentres y, poco a poco, ir avanzando.

Nunca tengas miedo ni pienses que es imposible ya que sino no lograrás progresar. Asimismo, otro de los aspecto clave a la hora de elaborar tu estrategia es la creatividad y el ingenio a la hora de planificar las acciones que te propongas para llegar a alcanzar tus objetivos.

4.- Comunica tu estrategia

Puede que seas un verdadero profesional en la actividad que desarrollas pero que tu problema sea que no sabes comunicar tu experiencia laboral y tu gran profesionalidad. Es decir, son personas que no exteriorizan aquello que saben y dominan.

Entonces, para poder comunicar bien tu estrategia debes retomar el análisis que has realizado sobre tu target y examinar en qué canales se mueven y esto te ayudará a determinar dónde debes estar presente.

Si notas que tu target se mueve en las redes sociales más conocidas tendrás que abrirte una cuenta en las mismas. Si este target se concentra en un foro muy concreto que está muy de moda, es ahí donde deberías hacerte visible. Pero no solo deberías limitarte a ser visible en el mundo online, sino que debes tener en cuenta el offline,

Por ejemplo, puedes hacer una lista con eventos y congresos a los que quieras asistir y sería interesante por el tipo de personas que van, en qué lugares puedes realizar tu ponencia y dar una pequeña charla y explicar lo que haces.

5.- Optimiza constantemente

Siempre debes estar midiendo constantemente lo que estás consiguiendo con tus acciones. Si mides lo que estás haciendo para ver si estás consiguiendo lo que te has propuesto o, si por el contrario, no estás consiguiendo todo lo que realmente te habías marcado. Si esto último ocurre, deberás reaccionar y corregir tu estrategia.

Márcate unos KPI’s. Deben ser aquellos que sean para ti más importantes y que te ayuden a saber si vas por el buen camino.

3 de las mejores estrategias para desarrollar tu marca personal

Una vez ya sabes cómo desarrollar tu estrategia de personal branding o marca personal, es el momento de elegir la mejor estrategia para conseguir una buena marca personal. A continuación te ofreceremos tres estrategias que seguro te ayudarán (y mucho) a conseguirlo.

Guest-blogging

Muchas veces, nos centramos demasiado en generar contenidos para tu propio blog o website. Seguramente te obsesiones con que estos contenidos van a funcionar para tus clientes pero lo cierto es que esto no funciona así.

Cierto es que tienes que cuidar tu web y el content marketing te va a ayudar a que tu web tenga visibilidad. Pero al hablar de marca personal tu foco no debe limitarse a tu web sino que tendrás que situarte en aquellos sitios en los que más se te pueda ver.

Así que escribir buenos artículos para tu blog es algo excelente pero hacerlo en otros blogs tiene 1.000 veces más visibilidad y te expondrá de una manera mucho más eficiente.

A la hora de escoger en dónde y cómo realizar guest blogging, tendrás que tener en cuenta, básicamente, dos aspectos esenciales:

La audiencia del blog ha de coincidir con la que has definido en la fase previa.
El contenido ha de ser “EL MEJOR” ya que es tu carta de presentación para toda esa nueva audiencia ante la que te expones.

Redes sociales

A la hora de crear una marca personal debes crear una comunidad. Si quieres generar confianza y visibilidad, el uso profesional de redes sociales es algo a tener en cuenta.

Es por eso por lo que tu estrategia de marca personal debe incluir una estrategia Social Media orientada a difundir tu marca y crear engagement. Pero no bastará con crear posts en redes sociales.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es en qué redes sociales vas a tener presencia y esto es algo que va a decidir tu buyer persona. Aunque lo más importante es que cuides las relaciones con tu comunidad.

Networking

Hacer networking con otros profesionales de tu sector tiene muchos beneficios a nivel de visibilidad ya que tiene numerosos beneficios como son los siguientes:

  1. Aumentar tus contactos.
  2. Crear sinergías profesionales.
  3. Generar un reconocimiento claro de tu imagen profesional y te ayudará a encontrar nuevos proyectos.

Asimismo, el networking te ayudará en la fase previa de autoconocimiento y esto es debido a que el trato con otros profesionales de tu sector te ayudará a descubrir otros elementos diferenciadores de tu marca. Además, podrás apreciar ciertos valores añadidos tuyos que a lo mejor no habías detectado.

Algunos ejemplos de marcas personales de éxito

Sin duda alguna, nuestro nombre y apellidos se relaciona con unos atributos que también hacen que repercutan en la visión que tienen de nosotros la sociedad. Una buena muestra de lo importante que es la marca personal se pueden encontrar en las figuras de los famosos. Y es que las personas con influencia en la sociedad tienen una imagen que cuidar y asociar a valores importantes para siempre estar en la cumbre.

Son muchas las marcas personales de éxito aunque algunas de las más exitosas son las siguientes:

Lady Gaga

Imagen: Bigstock

Se define como la madre de los monstruos y ha conseguido, a través de su extravagancia, tener un estilo propio y ser conocida en todo el mundo.

David Beckham

Básicamente, se puede decir que su imagen personal es tan fuerte que nunca se ha tenido claro si si profesión es ser futbolista o modelo. Beckham es un icono deportivo con miles de fans, sobre todo en el mercado asiático.

Steve Jobs

Imagen: Instagram

Una de las cosas que le ha convertido en leyenda es su prematura muerte. Aunque antes de morir, ya había sido capaz de ser considerado un genio, basándose en su apuesta por el diseño y las ideas innovadoras.

Barack Obama

El ex presidente de los Estados Unidos es el político que mejor ha sabido crear una marca personal en los últimos tiempo. Su lema “Yes We Can” se ha convertido en una de las mejores campañas políticas de la historia y su imagen integradora en los primeros años hizo que se le otorgara el Premio Nobel de la Paz.

Bill Gates

Imagen: Gates Notes

El fundador de Microsoft siempre ha estado relacionado con la tecnología. Cuenta con una de las mayores fortunas del mundo pero su apuesta por los más desfavorecidos a través de su fundación hace que la visión de la sociedad sobre él sea positiva.

Isasaweis

En España, uno de los mejores ejemplos de éxito de marca personal es Isasaweis y está relacionada con uno de los canales de comunicación digital más importantes actualmente: Youtube. Ella ha conseguido pasar de ser una informática en paro a una de las youtubers de mayor éxito en nuestro país.

Su canal de moda es un auténtico fenómeno viral que cuenta con más de 37 millones de reproducciones. Asimismo, cuenta con su propio programa de televisión. El secreto de su éxito es la naturalidad ya que ella se siente cómoda delante de una cámara y consigue crear la impresión de que estás hablando con una amiga cercana.

loading...