La importancia de cumplir

Todavía hace unas décadas se consideraba que los tiempos de entrega de los productos al consumidor final podían extenderse basados en un margen de error. Por ejemplo, en los noventa, un restaurante podía prometer a un potencial comensal que esperara a ser atendido un lapso de 15 minutos, atendiéndolo en media hora sin que hubiera mayor problema. Lo probable era que el comensal esperase a ser sentado y daba por hecho que los tiempos de espera no eran exactos y que su margen de error era por lo general, amplio.

En la actualidad, al haberse multiplicado exponencialmente el número de opciones y dada la hipercomunicacion en la que vivimos, la gente espera ser atendidos en el tiempo prometido, si no, antes de lo propio.

La exactitud en las promesas a ser entregadas es en el presente, algo primordial. Aquellas empresas que no pueden o se niegan a entregar lo prometido, corren el riesgo amplio a perder su clientela.

Algo que nos caracteriza en ésta segunda década del siglo XXI es el deseo de la inmediatez en la entrega de los satisfactores. La lealtad del consumidor es cada vez más elástica y el posicionamiento en la mente del consumidor cada vez más frágil.

Con la finalidad de contrarrestar estos efectos; teóricos como Simon Synek han desarrollado técnicas como El Circulo Dorado: Durante el empleo de esta técnica se responden tres interrogantes: ¿Por qué? ¿Cómo? Y ¿Qué?

¿Por qué necesita el consumidor el producto? : debemos de poder responder qué necesidades en específico estamos satisfaciendo en la mente del consumidor.

 ¿Cómo? Aquí es donde se hace énfasis en el Delivery del producto. Verificamos que promesas podemos hacer en cuanto a la entrega del mismo.

 ¿Qué? Finalmente mostramos el producto final. Qué es aquello que logrará hacer que nuestro cliente quede satisfecho con el producto o servicio.

 Para imaginar con un ejemplo este concepto, regresemos al imaginario de un restaurante: Primero paso, ¿Por qué necesitan nuestro producto? : La gente está hambrienta y busca un lugar dónde comer. ¿Cómo lo vamos a satisfacer? Entregándole comida en un ambiente agradable en un tiempo razonable de entrega previamente acordado. ¿Qué le daremos al producto? : Ahí se encuentra la gama de platillos a elegir dentro del establecimiento.

Siguiendo estos fáciles pasos, nuestra empresa podrá fácilmente sobresalir entre las demás en el mundo hipercompetido en el que nos encontramos.