La imagen (y aprobación) de Trump mejora tras ataque con misiles a Siria

Los niveles de aprobación del presidente Donald Trump se recuperaron de su mínimo histórico luego que el ejército estadounidense lanzara un ataque con más de 50 misiles a una base militar en Siria, como respuesta a una supuesta ofensiva con armas químicas del gobierno contra ciudadanos de ese país.

Un sondeo elaborado por la Universidad de Quinnipiac indicó que los niveles de aprobación del gobierno de Trump aumentaron a 40 por ciento o cinco puntos porcentuales más que durante la encuesta del pasado 4 de abril.

Los resultados arrojaron que el 56 por ciento desaprueba su desempeño como presidente, un punto porcentual menos que su nivel de desaprobación del pasado sondeo.

El 61 por ciento de los encuestados consideró además que la decisión del mandatario de línea republicana de lanzar misiles a Siria fue “correcta”, en tanto que sólo 31 por ciento opinó lo contrario.

Sobre la manera en que Trump está lidiando con el desafío que supone Corea del Norte, los estadounidenses se muestran divididos, con 45 por ciento que lo aprueba y 42 por ciento que lo desaprueba.

“Con sólo un ligero impulso producto del bombardeo, el presidente Donald Trump permanece estancado con números miserables”, indicó Tim Malloy, subdirector de encuestas de la Universidad Quinnipiac.

Malloy añadió que los primeros 100 días de la presidencia se acercan con la percepción de que las fallas de carácter de Trump sobrepasan sus cualidades, entre las que los encuestados destacan inteligencia y fuerza como persona.

Para la consultora, es el nivel más bajo que haya tenido un presidente de ese país en los últimos 20 años, comparándolo incluso con los momentos más difíciles de Barack Obama, George Bush o Bill Clinton, antecesores de Trump.

Entre los temas que han generado daño político al mandatario se encuentran su posición proteccionista y antiinmigrante, además de sus supuestas colaboraciones con el gobierno de Rusia, señalamientos que han generado, en menos de tres meses de gobierno, la destitución de colaboradores cercanos (Michael Flynn y Steve Bannon, ambos en seguridad).

Recordemos que Rusia es uno de los países que se ha manifestado a favor del presidente sirio, Bashar al Assad, quien desde 2011 enfrenta una guerra civil que ha generado entre los 320 y los 400 mil muertos, de acuerdo con cifras de la ONU y el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

El argumento del presidente Trump para enviar a sus tropas a bombardear la base militar de Homs fue derivado del ataque con armas químicas que aviones lanzaron contra la población siria de Jan Sheijun, en la provincia de Idleb, que dejó cerca de 86 muertos (cerca de 30 niños) y más de 160 heridos.

Para Trump, “el ataque contra los niños de ayer (miércoles) tuvo un gran impacto sobre mí, un gran impacto”, indicó en conferencia de prensa luego de que se confirmara el ataque estadounidense sobre territorio sirio.

Hasta el ataque del jueves, Estados Unidos (junto con Reino Unido y Francia) habían llevado a cabo incursiones aéreas contra Estado Islámico en Siria; sin embargo, evitaban ataques contra a las fuerzas del presidente Bashar al Assad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299