La semana pasada empezamos a hablar de la primera fase la de la cata, la visual, el día de hoy vamos a platicar de la segunda fase de la cata, la olfativa.

La fase olfativa se divide en tres pasos:

Copa quieta o primera nariz, esto lo que quiere decir es que, sin agitar el vino, vamos a meter la nariz dentro de la copa buscando percibir lo que se denomina como notas primarias del vino, esto quiere decir cuál es su perfil más destacado como pudiera ser floral, frutal, químico, etc. Estos aromas los deriva principalmente la uva.

Segunda nariz, en esta parte lo que vamos a hacer es agitar la copa con el vino, buscado que se oxigene y con este proceso se desprendan muchos más aromas en el vino. Estos aromas nos hablan más del proceso de producción y aquí podemos encontrar ciertos aromas a tostados, ahumados, lácteos, mentoles, etc.

Tercera nariz, para llegar a esta fase lo que vamos a hacer es dejar evolucionar el vino en la copa, en otras palabras, esperar 10 minutos y ver cómo cambia el aroma del vino. Vamos a encontrar que conforme pasa el tiempo el vino va adquiriendo mayor temperatura y esto libera más aromas y mucha complejidad. Nosotros buscamos que un vino evolucione, si un vino se queda estático es un vino sencillo.

Recordemos también que en esta fase de la cata también podemos detectar defectos en el vino, si encuentran olor a humedad, huevo podrido, trapo húmedo, etc., estas son razones para hacer una devolución del vino y pedir que lo cambien por otro.

Espero que esta información les sirva, la semana entrante seguiremos con la fase gustativa de la cata

Salud!!