CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

La experiencia se mezcla con música

Las marcas deben participar en festivales de música más allá de un stand.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Datos de PwC señalan que en Estados Unidos la música en vivo se lleva la mayoría de los ingresos de la industria. En 2017 serán 10 mil millones de dólares por conciertos y festivales, mientras que las ventas de discos físicos y digitales sumarán los 5.3 mil millones de dólares. 

En México, la cantidad de festivales ha crecido de forma considerable durante la década pasada. A los tradicionales Corona Capital y Vive Latino, se han sumado otros como EDC, Ceremonia, NRML, Pa’l Norte, Trópico, Cumbre Tajín, Coordenada, Hellow, entre otros que se realizan en distintos puntos de la República.

Fran Martínez, director creativo de Hellow, festival de música que se realiza en Monterrey desde 2008, señala sobre la importancia de los patrocinios que en esta área el “motor fuerte son las marcas grandes y su relación con las empresas grandes de producción de conciertos”.

En torno a realizar eventos que no son tan grandes como los tradicionales de la capital mexicana, Martínez indica que “a diferencia de las empresas más grandes, tenemos la facilidad y la rapidez para adaptarnos para poder ponernos de acuerdo en nuevas ideas y eso es lo que hace diferente a los festivales”.

Los conciertos y festivales son experiencias que van más allá de la música y esto ofrece a las marcas nuevos canales  de comunicación con los consumidores.

Julián García, director general de Rat Pack, comenta que antes siempre había una duda sobre cuál realmente era el retorno de inversión, “antes sólo se sabía cuántas personas fueron al evento o cuántas consumieron y vieron una marca”.

“Hoy tenemos tecnología para saber quiénes son, qué piensan y todo lo que comparten. Hay una capacidad y estrategias para maximizar la inversión de un evento, para que no sea algo aislado sino que sea una plataforma de comunicación integral. Las empresas están apostando por plataformas soportadas por la idea de un evento”, señala.

Nuevas experiencias

Las marcas se han dado cuenta de que hay que ir más allá en su participación dentro de la experiencia de los festivales.

Julián García, director general de Rat Pack.

Carlos Ranero, director de marketing de Connections en Grupo Modelo, indica que la marca debe comprender tres cosas.

Primero, la esencia del festival; segundo, “el posicionamiento de la marca y del evento pata encontrar acciones verdaderamente memorables para las personas y que puedan construir un impacto”.

El incremento en el interés por asistir a festivales y que la oferta de estos está diversificándose está creando nuevas necesidades en torno a las estrategias de sponsorship y tanto promotores como marcas se preocuparán más por la experiencia de cada uno de los asistentes y de quienes no acuden pero están relacionados gracias a las plataformas de difusión en la red.

 

Otros artículos exclusivos para suscriptores