La estrategia de Lamborghini funciona y ya está lista para alcanzar a Ferrari

De la mano del SUV Urus, Lamborghini avanza en una estrategia de mercadotecnia exitosa que la está llevando a acercarse a un gigante de los autos deportivos: Ferrari.

Bigstock
  • La idea de lanzar SUV deportivos fue muy exitosa para la marca

  • Los analistas consideran que está lista para salir a la bolsa

  • Como Ducati, Lamborghini es propiedad oficial de Audi, que a su vez es controlada por VW

Aunque Volkswagen ha tenido muchos problemas desde el dieselgate, no todas son malas noticias: la compañía de autos deportivos del grupo, Lamborghini, está ganando impulso gracias a sus nuevos diseños y cada vez se acerca más a su rival directa: Ferrari

Históricamente, Lamborghini se caracterizó por fabricar superautos deportivos con diseños disruptivos, tan arrolladores como veloces. Potencia es casi un sinónimo de la marca que por estos días está empezando a resurgir.

El regreso de Lamborghini a los primeros planos llega de la mano del diseño de un SUV que tiene el mismo atrevimiento de los clásicos deportivos, pero que es más grande, alto y aggiornado a los nuevos gustos de los consumidores.

Gracias a las ventas de SUV como el Urus, la compañía ya tiene una valoración a US$ 11 mil millones y según los analistas de Bloomberg Intelligence, es una de las mayores candidatas a una oferta pública inicial de su propietario, el gigante alemán Volkswagen.

Con ese valor, ya vale la mitad que su competidor Ferrari.

Lamborghini Urus.

Más allá de esto, nadie sabe bien qué quiere hacer en VW con Lamborghini. Algo parecido pasa con otras marcas del grupo alemán, como los autos deportivos Porsche y las motocicletas Ducati, que desde hace meses vienen siendo nombradas cada vez que hay rumores relacionados con que VW va a vender algo.

Al igual que Ducati, Lamborghini es propiedad oficial de Audi, que a su vez es controlada por VW.

El Urus parece haber sido la llave del renovado éxito de la empresa con sede en Sant’Agata Bolognese, Italia. De un año a otro, debió ampliar su producción gracias a la gran cantidad de pedidos.

Sólo en 2018, las ventas de Lamborghini aumentaron un 51% hasta las 5.750 unidades, incluidos más de 1.700 modelos Urus.

Estados Unidos sigue siendo el mercado más grande de la compañía. Allí, Lamborghini vende casi tres veces más autos que su segundo país: Reino Unido.

Los automóviles más caros disponibles en todo el mundo a partir de enero de 2019, clasificados por precio (en millones de dólares estadounidenses). Statista.

No a todos los fabricantes de autos deportivos les está yendo bien. Aston Martin está buscando dar en el blanco, pero sus acciones se desploman: ya han caído un 70% desde su inclusión en la bolsa del Reino Unido, en octubre.

Quizás uno de los problemas de la marca sea que no se ha estado enfocando en el core de su negocio, que son los autos. En 2017, por ejemplo, forjó una alianza con el desarrollador GampersandG Business Developments de Miami para diseñar un concepto especial de “residencias de lujo”. Así es, estuvo explorando el mercado de bienes raíces.

Autos eléctricos

Volviendo a Lamborghini, la marca tiene planes de fortalecerse en el mundo de los autos eléctricos. Su idea es lanzar un motor V12 híbrido para 2020 y todo indica que podría ser el sucesor del Aventador.

Ferrari presentó en junio de 2019 su primer eléctrico híbrido. Se trata del SF90 Stradale,  el primer automóvil deportivo de Ferrari en tener tracción en las cuatro ruedas. Puede ir de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos y funciona a gasolina y electricidad.