La era del User Generated Content (UGC)

Por Guillermo Pérezbolde
@gpbolde

Cuando en los años noventas se popularizó el acceso a Internet, la navegación era muy diferente a como es ahora, comenzando por el hecho de que el contenido era generado exclusivamente por el dueño del sitio. Afortunadamente las cosas han cambiado de forma definitiva.

Hoy es muy común utilizar o escuchar que alguien usa redes sociales, y por la pronta adopción que tuvieron en la sociedad pareciera que han estado con nosotros desde hace décadas. Pues en realidad así es, las redes sociales nacieron casi desde la llegada de Internet y eran completamente diferentes a lo que hoy utilizamos para interactuar entre nosotros.

Los Bulletin Board Systems –BBS– que surgieron en la década de los setenta, se pueden considerar los abuelos de las redes sociales actuales, y aunque funcionaban muy distinto y no tenían tantas opciones como Facebook o Twitter; abrieron la posibilidad para que usuarios con cierto nivel técnico pudieran generar y compartir contenido por medio de Internet.

Tuvieron que pasar varios años para que el usuario promedio y sin grandes conocimientos técnicos pudiera generar y compartir su propio contenido en línea. Fue hasta la década de los noventa en que surgieron sitios como classmates.com, match.com, blogger.com y livejournal.com, que incluían herramientas fáciles de utilizar y que permitían la publicación de contenidos simples, lo cual ayudó a que miles de personas se interesaran en estas tecnologías y se iniciara la era del contenido generado por los usuarios.

A tan solo 12 años de distancia, los usuarios de Internet nos hemos acostumbrado a tener un espacio donde opinar. Los tiempos en que permanecíamos pasivos al recibir el contenido de los medios de comunicación han quedado atrás, y hoy exigimos la oportunidad de comentar lo que nos gusta, pero sobre todo lo que no.

Actualmente hay casi 700 millones de usuarios en Facebook, los cuales por lo general tienen perfiles en otras redes y algunos incluso cuentan con su propio blog en donde cada semana intercambian contenidos generados en su mayoría por ellos mismos. De acuerdo a un estudio realizado por ShareThis y Starcom, Facebook ocupa el 38 por ciento del tráfico de contenido referido mientras que Twitter ya llegó al 11 por ciento, lo que nos dice que los usuarios quieren generar, consultar y compartir información generada no sólo por empresas, sino por personas.

¿Y los medios?

Esta nueva realidad, ha forzado que los medios tradicionales modifiquen considerablemente la forma en que se acercan a la gente, ya que el modelo de un solo dueño del contenido se ha quedado atrás para pasar a la colaboración y la inclusión de terceros en la generación de información.

Hay ejemplos claros de los cambios que han tenido que hacer los medios para conservar su lugar en la opinión pública, uno de ellos es iReport de CNN, en donde ofrecen un espacio para que cualquier persona publique un video de denuncia o que considera deba ser difundido.

En México, periódicos como Reforma y El Universal han buscado abrir sus notas para que los usuarios comenten y las compartan, incluso han creado versiones móviles de sus contenidos, y por supuesto tienen perfiles en las principales redes sociales.

Hoy en día es muy común ver en los noticieros de TV y radio, e incluso hasta en los periódicos como citan los tweets de los usuarios en torno a un tema, y con esto lo que buscan es incorporar a la gente en la noticia para que se sienta co-autor de la nota y reciba al medio de forma positiva.

Sin duda hoy el reto está en encontrar el balance entre lo que quiere decir una empresa o un medio, y lo que la gente quiere escuchar, porque sería un error caer en los extremos de regresar al modelo de un dueño único de la información, pero también estaría mal el que los contenidos no lleven el sustento periodístico que le agregan los medios, y que sin duda le aporta un gran valor.

El conocimiento que no se comparte, pierde por completo su valor

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299