Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

La dupla perfecta que espera a anunciantes y el sector gaming

La industria de los videojuegos, como por todos es sabido, está creciendo a niveles insospechados. Es un sector que vive de la gran cantidad de usuarios que lo consumen y, como ocurre con todos los sectores que tienen un tráfico masivo de visitantes, se ha convertido en uno de los canales de marketing online y publicidad favoritos para las marcas

Compartir:

dispositivos móviles
  • Actualmente ya existen estrategias dentro de algunos juegos, para colocar publicidad. Por ejemplo, en algunos videojuegos puedes comprar disfraces o skins para tus personajes, que tienen relación con una marca
  • De acuerdo con Unity Games, la mayoría de los usuarios de videojuegos invierten 91 por ciento de su tiempo libre en el sector mobile gaming.
  • Algunos autores dicen que la publicidad en juegos virtuales se lleva haciendo desde la década de 1980, pero es ahora cuando más interesa su análisis.

La publicidad y el gaming tienen una historia relativamente reciente, fue hace unos años con el boom de este medio de entretenimiento que las marcas comenzaron a encontrar una oportunidad para publicitarse, los esfuerzos se han centrado en ello, algunos casos con menos éxito que otros, pero lo que es innegable es que esta dupla tiene interesantes puntos que observar, Los videojuegos se han convertido en un interesante producto que no podemos perder de vista hoy en día, debido a la influencia que han adquirido a través de dispositivos como los smartphones, las consolas de última generación o las híbridas que hoy ofrecen la posibilidad de llevar este medio de entretenimiento a otro nivel.

La industria de los videojuegos está creciendo de manera exponencial. Vive de la gran cantidad de usuarios que los consumen a diario y ha tenido un gran éxito, convirtiéndose en uno de los canales de marketing online y publicidad con más proyección hacia el futuro.

El panorama de los videojuegos ha cambiado mucho en estos años, transformando por completo la manera en que la industria obtiene rentabilidad a través de ellos.

Al principio, la única fuente de ingresos de los videojuegos eran las ventas obtenidas por el título. Cuanto más vendía el juego, mayor era la ganancia generada, tan simple como eso. Más adelante, con la popularización del juego online, apareció una segunda fuente de ingresos: las cuotas mensuales de suscripción. Mediante este sistema, además del precio de compra del juego en sí, los jugadores pagan un fijo mensual que les permite acceder a los servidores de la empresa para jugar online al título, generando unos ingresos mensuales estables para la casa editora.

Pero hay una tercera vía para sacar rentabilidad comercial a los videojuegos que, en lo que respecta a este mercado, aún no ha sido explotada en todo su potencial y que ha estado de manera indirecta presente en diferentes momentos del sector, hablamos de la publicidad y el marketing en los cuales no se ha prestado la atención para identificar sus áreas de oportunidad “pese a que ya se trabaja en ello”, consideraron especialistas de Verizon en un seminario web impartido en julio de este año.

Los números de la consolidación

Hoy en día el sector del videojuego está más que consolidado en la sociedad, quizá promovido por el tiempo que la población mundial vivió en confinamiento, además,  se ha abierto completamente en cuanto a género: el 59 por ciento son hombres y el 41 por ciento mujeres, y situando la media de edad de los gamers en 35 años. Otro danto interesante, dedicamos entre 6 y 7 horas a la semana en este medio de entretenimiento probablemente promovido por la diversificación de formatos (consolas, celulares, tablets o en streaming desde la nube- y gastamos mucho dinero en el mismo, inclinándose la tendencia a comprar más formatos digitales y menos físicos, según se puede leer en datos del ESA Annual Report, Entertainment Software Association.

Hablamos de la principal industria de ocio audiovisual y de entretenimiento en la mayoría de países quien sólo tiene como competencia los servicios de streaming, quizá, aunque también plataformas como Netflix ya se aventuran en este jugoso sector que tan buenos números reporta en fechas recientes, el gaming genera mayor actividad económica año tras año, crea empleos y nuevas empresas. El videojuego se ha convertido en un producto cultural al alcance de todos, ya que desde la llegada de los smartphones, cualquier persona puede descargarlos a medida de sus gustos o necesidades.

Lo que el sector Gaming tiene para decir a la publicidad

La historia de los videojuegos y la publicidad, comenzó quizá hace 40 años, consideran algunos estudiosos del tema, se lleva haciendo desde los comienzos de la década de los 80. La utilización de los videojuegos como soporte publicitario surge como un medio supeditado exclusivamente a la promoción de películas. La idea de realizar un videojuego completo basado en un producto iba ligada a las características técnicas de la época.

Con el tiempo, las mejoras gráficas en videoconsolas de 16 bits y PCs permitieron crear mundos más nítidos, con más color y más jugables; y posteriormente con la llegada de la Playstation comenzamos a jugar en mundos 3D, más reales a nuestra percepción, el lugar adecuado donde la publicidad era visible y sobre todo, reconocible.

Los videojuegos comparten similitudes con otros medios como la televisión, la radio o los sitios web. Sin embargo, poner anuncios en un juego no es cuestión de reciclar material creativo preexistente. Los videojuegos poseen una serie de características que conducen todo el proceso publicitario a un territorio desconocido que ofrece una mezcla de oportunidades lucrativas y de trampas mortales.

Para ello ya se han dispuestos categorizaciones de los contenidos y se pueden encontrar principalmente cuatro:

1. Publicidad In-Game:
Videojuego empleado como soporte publicitario. Los elementos insertados suelen estar dispuestos con lógica y sentido común para no ofender al usuario. Se permite la sponsorización de objetos o eventos. En general podemos designar dos tipos de publicidad in-game:

Estática: Anuncios en localizaciones específicas sin influir directamente en la historia.

Dinámica: Auténtico product placement. Nos encontramos todo tipo de productos que podemos utilizar mientras jugamos y dependiendo del género y tipo de juego, pueden ser objetos consumibles como refrescos o comida.

2. Advergame:
Videojuego creado directamente con fines comerciales. Con presencia corporativa en el nombre o los elementos de juego, busca afinidad y conocimiento de la marca por parte del usuario, uno de los ejemplos históricos del tema es Pepsiman.

3. Above&Below the Game:
Por un lado, publicidad masiva en forma de banners durante el juego para conseguir un mayor número de impactos y por otro, inserciones algo más creativas de contenido publicitario al inicio de la aplicación, en los menús, en los cambios de pantalla o misión. En cualquier caso es una publicidad muy intrusiva que se da casi exclusivamente en plataformas móviles.

4. Publicidad ficticia:
Muy interesante a nivel artístico y creativo. Cuando no hay publicidad real dentro de un videojuego se genera en torno a él marcas y productos ficticios con el fin de dar una ambientación adecuada. La publicidad ficticia tiene las mismas características que la Publicidad In-Game y por lo general predomina en juegos de corte medieval, fantástico o futurista donde no tendría lógica incluir elementos publicitarios de nuestra realidad.

El gran reto para el sector y para potenciar esta dupla, está quizá representado por los constantes cambios propios de cada ecosistema. La publicidad cambia y los videojuegos evolucionan y por supuesto, lo más importante, los perfiles de los consumidores hoy son distintos, son más analíticos en su consumo y seducirlos no es tarea fácil.  ¿Cómo puede hacer la industria para cautivar a su audiencia? Quizá el corto plazo tenga esa respuesta mediante el cloudgaming y su facilidad para llegar a un mayor número de gamers.

Ahora lee:

Otros artículos exclusivos para suscriptores