x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

La convocatoria, una estrategia que parece la cereza en el pastel 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La convocatoria es una arma o herramienta menos inofensiva de lo que parece. Es una arma letal para hacer que un evento proyecte éxito o fracaso.

La convocatoria es una arma o herramienta menos inofensiva de lo que parece. Es una arma letal para hacer que un evento proyecte éxito o fracaso. El people, como se conoce en el argot de la publicidad y la mercadotecnia, es mucho más importante de lo que parece. Sin personas, la mercadotecnia no tendía fin o principio de existir. Las personas son el destino final de todas las tácticas de la mercadotecnia y la publicidad.

¿Cuáles son los retos para una buena convocatoria?

Diseñar un adecuado maridaje de la gente que se necesita para un evento con el mensaje conceptual del evento. Es decir, que el mensaje del evento conecte de una manera perfecta con los invitados que asisten. De alguna manera, un evento o happening es un formato de comunicación que habla de la marca hacia el cliente y también en un sentido inverso. Las reuniones de las personas son para las marcas un caldo de cultivo para vincularse con los clientes y experiencias inolvidables. No un mecanismo para sólo producir atmósferas inefectivas.

¿Cómo sé si mi convocatoria es la adecuada para mi evento o comunidad digital?

La ecuación social es: Las personas adecuadas, para las marcas adecuadas. Existe una vinculación elemental entre una marca y la persona que la usa o la compra. Es una unión orgánica, una química inexplicable que sólo se repite una vez. Cuando una marca enamora a su cliente y se genera una especia de “Click” momentáneo. Una especie de amor a primera vista que nunca más se repetirá.

Una convocatoria puede ser online o offline. La convocatoria es una más de las tácticas de mercadotecnia que grita: ¡Ven a mi, sígueme y sé parte de mi movimiento! La convocatoria sirve y es un vehículo para decir esto de una marca a sus clientes y de los clientes a una marca.

La convocatoria se siente, se vive y se ve. La ausencia de una buena convocatoria se nota con claridad, se ve un espacio desierto de comunicación entre los principales elementos de la mercadotecnia. Una mala convocatoria es un punte roto. Es la decadencia de un marca. Es la comunicación aplastada y rota. Es un silencio incómodo.

Una convocatoria efectiva sabe mezclar muy bien a los invitados a una fiesta. Conoce perfectamente qué tribus urbanas se conjugan mejor con otras tribus urbanas. Jamás mezclaría una tribu urbana con otra que no va o que no genera una conexión y se produce una repulsión. Quien invita a una plataforma digital o a un evento presencial sabe quiénes al conocerse van a generar empatía y quienes generarán acciones repulsivas. Nunca invites a adolescentes que quieras vincular de forma sintética y cercana al mismo tiempo que sus papás. Esa convocatoria generará un silencio incómodo que no producirá el ruido que quieren escuchar las marcas.

Una marca convoca para establecer un vínculo real y cercano con sus clientes, un diálogo discreto y directo para empezar un movimiento incontenible y también imparable.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados